Canadá

25 de Octubre de 2001
Ottawa
Segunda Visita Presidencial a Canadá

Las relaciones entre Canadá y Venezuela habían venido progresivamente consolidándose sobre la base de los estándares internacionales.

Ambas naciones, durante la década de los ochentas, los noventas y a inicios del nuevo milenio, habían suscrito más de una docena de instrumentos jurídicos para el desarrollo de la relación bilateral.

Incluso, entre la Provincia de Quebec y Venezuela se había suscrito un convenio en materia de administración de justicia (1980), un programa de cooperación técnica (1983), un programa de cooperación educativa, tecnológica y científica (1983), un convenio de cooperación en el área de parques (1993), y un acuerdo de cooperación con el Gobierno del estado Zulia. (2001).

A nivel nacional, Canadá y Venezuela poseían un acuerdo de cooperación (1982), un memorándum de entendimiento cultural (1986), un acuerdo laboral para los dependientes de los funcionarios diplomáticos y consulares (1989), un acuerdo sobre transporte aéreo (1990), un convenio para evitar la doble tributación con respecto al transporte marítimo y aéreo (1990), un tratado sobre ejecución de sentencias penales (1994), un protocolo de convenio sobre las relaciones cinematográficas (1995), un acuerdo de co-producción audiovisual (1996), y un acuerdo para la promoción y protección de inversiones (1996).

Las relaciones bilaterales se mantenían en un buen nivel de entendimiento y respeto mutuo. Hugo Chávez Frías realizó un viaje a Canadá en condición de Presidente electo, el 16 de enero de 1999, en el marco de una gira que efectuó a España, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Cuba.

En esa oportunidad fue recibido en audiencia por el Primer Ministro canadiense, Joseph Jacques Jean Chretien, con quien, entre otros temas, conversó sobre la posibilidad de negociar un tratado para evitar la doble tributación.

Posteriormente, ya en el ejercicio de la Presidencia, su primer viaje a Canadá lo efectúa del 19 al 22 de abril de 2001 con motivo de la realización en Montreal, Quebec, de la III Cumbre de las Américas. Seis (6) meses más tarde llegaba por segunda y última vez a Canadá durante su gestión gubernamental.

Así, el jueves 25 de octubre de 2001 proveniente del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, llega al décimo cuarto destino consecutivo y penúltimo de la gira que realizaba para reunirse con el primer ministro canadiense Jean Chretien.

Aún cuando Canadá no es un país exportador neto de petróleo su nivel de producción rondaba los dos millones doscientos mil (2.200.000) barriles diarios, y exportaba entre el diez y el quince por ciento (10% y 15%) de su energía al territorio estadounidense.

Chávez y Jean Chretien se reunieron en la sede del parlamento canadiense, en la ciudad de Ottawa, en un encuentro en el cual además del tema del mercado petrolero mundial, se abordó la presencia casi monopólica canadiense en el sector minero venezolano.

En la reunión estaba presente, además, del secretario privado del Presidente venezolano, Adán Chávez Frías; el Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Francisco Rangel Gómez.

Unos pocos días más tarde, al referirse a las visitas a los países productores independientes de petróleo, y entre ellos a Canadá, el Presidente venezolano señaló “…debo decirles que tanto Rusia, como Canadá y México y otros países mas que son productores importantes pero no son parte de la OPEP, comparten igualmente la estrategia y el objetivo de salvar los precios de petróleo…”.

Los precios internacionales del petróleo habían bajado alrededor de un veinticinco por ciento (25%) desde el inicio de las acciones militares estadounidenses en el territorio afgano y en el Medio Oriente.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo tenía prevista una reunión en su sede de Viena, el 14 de noviembre de ese año, para aplicar un recorte de la producción de cerca de un millón de barriles al día (1.000.000 B/D).

El Presidente venezolano trataba así de asegurar la efectividad de la medida de la Opep con los mayores productores mundiales no pertenecientes a la organización petrolera.

La eventual reducción de la Opep lograría hacer subir los débiles precios del petróleo, sólo si los países no miembros accedían a congelar o recortar levemente su producción.

De acuerdo con las informaciones hechas públicas por diferentes agencias de noticias, el Primer Ministro canadiense, Jean Chretien, manifestó su apoyo para evitar que las cotizaciones del crudo continuaran bajando.

Ambos mandatarios, igualmente, destacaron la importancia de reiniciar el diálogo entre el G-8 y el G-15, ante la asunción canadiense de la Presidencia del G-8.

error: