Estados Unidos Mexicanos

12 y 13 de Enero de 2004
Cumbre Extraordinaria de las Américas
Monterrey

La Cumbre Extraordinaria de las Américas realizada en Monterrey motivó el quinto (5°) de los seite (7) viajes que el presidente venezolano realizara a los Estados Unidos Mexicanos.

En este foro continental los jefes de Estado y de gobierno de las Américas elegidos democráticamente una suerte de eufemismo que había sido impuesto en las relaciones interamericanas para mantener aislada a la República de Cuba, emitieron la llamada Declaración de Nuevo León, fechada en Monterrey, México, el 13 de enero de 2004.

En esta ocasión, se encontraban catorce (14) nuevos mandatarios que habían asumido su cargo después de la III Cumbre de las Américas, realizada en la Ciudad de Quebec, Canadá.

La Declaración de Nuevo León señala que el propósito de esta Cumbre Extraordinaria de las Américas era avanzar en la instrumentación de medidas para combatir la pobreza, promover el desarrollo social, lograr crecimiento económico con equidad y reforzar la gobernabilidad democrática, en el marco de políticas de cooperación, solidaridad e integración.

Dicho documento se pasea por aspectos tales como la inclusión social, crecimiento económico, hambre, niveles de vida, empleo, inversión, amenazas a la seguridad, terrorismo, delincuencia organizada, y tráfico ilícito de armas, entre otros.

De igual modo, reafirma el compromiso continental con los postulados de la Carta Democrática Interamericana, y reitera la intención de continuar con la instrumentación de los mandatos de las Cumbres de las Américas, así como con los compromisos asumidos en la Cumbre del Milenio, la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo (Consenso de Monterrey) y la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo, Sudáfrica.

En otro de sus apartados sintetiza que para el logro del bienestar de los pueblos americanos es necesario alcanzar tres (3) objetivos: crecimiento económico con equidad para reducir la pobreza, desarrollo social y gobernabilidad democrática.

Como es sabido, en el modelo de integración panamericano subyace el interés económico-comercial de manera permanente, éste es plasmado en la Declaración de Nuevo León señalando que la liberalización del comercio de productos agrícolas constituía un elemento esencial para el desarrollo de la agricultura en los países americanos, como consecuencia de ello se reafirma un compromiso colectivo con las negociaciones comerciales para la promoción de un “…efectivo acceso a los mercados…”.

En el mismo contexto se recoge en la declaración que los jefes de Estado y de gobierno de las Américas acogen los avances que hasta la fecha se habían alcanzado para el establecimiento del Área de Libre Comercio de las Américas (Alca) y toman nota “con satisfacción” de los resultados “equilibrados” de la VIII reunión ministerial del Alca realizada en Miami en noviembre de 2003.

Este aspecto, así como el párrafo que le sigue de inmediato fue objeto de una reserva que formuló el presidente venezolano.

El texto objetado señala:

…Apoyamos el acuerdo de los ministros sobre la estructura y el calendario adoptado para la conclusión de las negociaciones para el Alca en los plazos previstos, que fomentará, con la mayor eficacia, el crecimiento económico, la reducción de la pobreza, el desarrollo y la integración, a través de la liberalización del comercio, contribuyendo al logro de los amplios objetivos de la Cumbre. (*)…

La posición venezolana ya había sido presentada en la III cumbre de las Américas, en Quebec, Canadá, y en esta nueva ocasión quedaba también incorporada en la Declaración de Nuevo León en los siguientes términos:

…* Venezuela se reserva el párrafo relativo al Alca, por motivos principistas y diferencias profundas acerca del concepto y la filosofía contenidas en el modelo propuesto, así como por el tratamiento dado a las materias específicas y a los plazos establecidos. Ratificamos nuestro compromiso con la consolidación de un bloque regional y de comercio justo, como base para fortalecer los niveles de integración. Este proceso debe considerar las especificidades culturales, sociales y políticas de cada país; la soberanía y constitucionalidad; el nivel y tamaño de sus economías para garantizar un trato justo…

Sobre el particular, fue interesante observar como la combinación de los elementos propios de la burocracia internacional se conjugaban con el manejo que el presidente mexicano anfitrión, Vicente Fox, trató de dar a la dinámica de la reunión para dar por aprobada de manera expedita, la versión final de la Declaración de Nuevo León, quedando para los anales de la diplomacia interamericana el siguiente diálogo:

Presidente Fox: Si no hay intervenciones entonces vamos a proceder a firmar.

Presidente Chávez: .. Presidente.

Presidente Fox: ¿Sobre el documento?

Presidente Chávez: Si Presidente gracias. Venezuela se reserva uno de los alcances o numerales del documento, sólo que estoy viendo que este que nos entregan no está ordenado por números, pero en todo caso desde la Cumbre de Québec así lo manifestábamos, en Québec nosotros en torno a la propuesta Alca hubiésemos preferido que no apareciese ningún alcance al respecto en esta Declaración, sin embargo, nos reservamos como hicimos en Québec, nuestras observaciones al respecto porque no compartimos la filosofía del modelo propuesto. Creemos que el plazo establecido además del 2005 para que esté terminada la negociación es un plazo sumamente breve, que tenemos a la vuelta de la esquina y con grandes vulnerabilidades económicas, sociales, son en verdad una amenaza a esa gobernabilidad de la cual hemos hablado esta mañana. Quería entonces hacer esa salvedad, nosotros vamos a firmar el documento, estamos muy contentos de haber estado con ustedes pero tenemos esa reserva en torno al espíritu, al concepto y al tratamiento de algunas materias en las negociaciones sobre la propuesta Alca. Gracias Presidente. …

Del mismo modo, la Declaración de Nuevo León recoge íntegramente en uno de sus párrafos la propuesta del presidente venezolano sobre la constitución de un Fondo Humanitario Internacional, misma que había venido impulsando en diferentes escenarios internacionales, y que en el documento final de esta Cumbre Extraordinaria de las Américas quedaba plasmada en los siguientes términos:

…Destacamos el papel de las actuales agencias multilaterales al proveer asistencia humanitaria. Asimismo, tomamos nota de las discusiones e iniciativas encaminadas a mejorar la efectividad en la provisión de asistencia humanitaria y erradicación de la pobreza, tales como la propuesta de crear un Fondo Humanitario Internacional, de carácter voluntario…

Los jefes de Estado y/o de gobierno urgieron a la OEA que considerara las recomendaciones aprobadas durante la reunión de alto nivel sobre pobreza, equidad e inclusión social, que se había realizado en la isla de Margarita, en Venezuela, a fin de fortalecer la agenda social hemisférica.

La Declaración de Nuevo León también aborda el tema de la deuda externa, sobre el particular entre otras consideraciones se subraya la interdependencia entre las economías nacionales y el sistema económico mundial, paseándose por conceptos tales como la seguridad jurídica sobre los derechos de propiedad considerándolo como uno de los elementos fundamentales para el crecimiento económico, toda vez que “…ayuda a las personas a obtener préstamos e iniciar negocios…”.

Los mandatarios se comprometieron a seguir avanzando en todos estos lineamientos mediante diversas acciones concretas para evaluar sus avances en la próxima Cumbre de las Américas que se celebraría en Mar del Plata, en Argentina en el año 2005, haciendo hincapié en la importancia de asegurar los derechos de propiedad.

Elementos como los pueblos indígenas, gobernabilidad democrática, corrupción, y participación de la sociedad civil en el proceso de Cumbres de las Américas, quedaron al menos mencionados en la Declaración de Nuevo León, cuyos representantes se volverían a reunir en Mar del Plata, Argentina, en el 2005, donde la historia se encargaría de reivindicar la reserva formulada por Hugo Chávez Frías en representación de la República Bolivariana de Venezuela.

Ya desde su llegada el mandatario venezolano había señalado que luego de cinco (5) años de estar participando en este tipo de encuentros, había llegado con muy pocas expectativas, indicado:

…en estos 5 años si nosotros revisamos el impacto que sobre la realidad de nuestros países, sobre todo la batalla contra la pobreza, contra la desigualdad, contra el hambre, contras las enfermedades, contra la muerte, la batalla por la vida. ¿Qué impacto han tenido tantas cumbres? En la realidad muy poco, pero muy poco. Nosotros hemos hecho muchísimas propuestas que muchas veces son recogidas en las declaraciones, pero no dejan de ser un saludo a la Bandera…

Desde el punto de vista bilateral sostuvo encuentros con el primer ministro de Jamaica, Percival Patterson; con el presidente del Brasil, Lula da Silva; el de Argentina, Néstor Kirchner; de Bolivia, Carlos Diego Mesa Gisbert; y de Costa Rica, Abel Pacheco de La Espriella.

error: