Malasia

27 al 29 de Agosto de 2006
Kuala Lumpur

Hugo Rafael Chávez Frías llegó a visitar Malasia en tres (3) ocasiones, la primera de ellas en octubre de 1999, posteriormente en mayo de 2001, y finalmente del 27 al 29 de agosto de 2006.

En esta tercera visita es firmado un acuerdo Venezuela-Malasia contra la doble tributación, se anunció el apoyo de Malasia a la candidatura de Venezuela al consejo de seguridad de la ONU, así como el estudio de un proyecto para activar una industria de aceite de palma en territorio venezolano.

Como se sabe, Malasia es el primer productor de palma aceitera en el mundo cuya industria cuenta incluso con la elaboración de biodiesel. A las doce y treinta minutos del mediodía (12:30 p.m.) de la hora local venezolana del domingo 27 de agosto de 2006, Chávez Frías arribó al Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur (KLIA), proveniente de Jinan, provincia china de Shangdon.

A su llegada a la terminal aérea acompañado del canciller de la república Nicolás Maduro Moros; la ministra de ciencia y tecnología, Marlene Yadira Córdoba, así como los ministros Willian Lara, de comunicación e información; Gustavo Márquez, para la integración y el comercio exterior; y Elías Jaua, de economía popular, fue recibido por el ministro de la oficina del primer ministro de Malasia, Datuk Seri Ahmad Badawi, el encargado de negocios de la República Bolivariana de Venezuela en ese país, Manuel Guzmán Hernández, y representantes del protocolo oficial.

Desde el aeropuerto en declaraciones a los medios dio a conocer que el gobierno de Malasia hizo llegar una nota donde manifestaba su apoyo a Venezuela en la aspiración al consejo de seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, destacando que esta era la primera visita que hacía a Malasia desde que asumió el gobierno el nuevo primer ministro, por lo que de esta manera se daba continuidad a las relaciones iniciadas con el anterior gobierno malasio.

Igualmente refirió que:

…Malasia es un país que tiene un liderazgo en esta parte del suroeste asiático y además estamos en la civilización del trópico (…) derechito por el mapa, por el mismo paralelo, se llega a San Fernando de Apure, es decir, ésta es la civilización tropical a la que se refería Alberto Adriani. Los mismos rostros, el mismo tipo de gente, la misma forma de vestir (…) hasta la misma forma de preparar la comida…

La agenda desarrollada contempló un encuentro con Tuanku Syed Sirajuddin Putra Jamalullail, rey de Malasia y rajá de Perlis; igualmente el lunes 28 fue recibido en ceremonia oficial en la sede del parlamento malayo, y sostuvo una reunión con el primer ministro Datuk Seri Ahmad Badawi, en la sede del gobierno en la ciudad de Putrajaya, para completar la jornada con una visita a la principal fábrica de alimentos ubicada en Kuala Lumpur, a unas plantaciones de palma aceitera, y con la firma de acuerdos bilaterales de cooperación.

Esta visita estaba claramente inscrita en la diversificación de la política exterior venezolana y en el fortalecimiento de los vínculos bilaterales con una nación con la que además se compartían foros internacionales tales como el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), el Grupo de los 15 (G-15) , y el Grupo de los 77 (G-77).

Malasia en los últimos veinticinco (25) años había pasado de ser un país dependiente de la producción y exportación de materias primas a uno de los más industrializados del sureste asiático.

Desde Kuala Lumpur Chávez Frías se refirió a la importancia del relanzamiento de la relación bilateral y a la coincidencia de posiciones en torno a diferentes asuntos internacionales, citó como ejemplo que ambas naciones se habían mantenido de pie contra las pretensiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), posición que expresó se había traducido en la construcción de modelos económicos propios, antineoliberales, endógenos y productivos, fundamentados en la ciencia, la tecnología y la educación, así como en la distribución igualitaria del ingreso, entre otros factores.

Del mismo modo, destacó la coincidencia de posiciones con respecto al conflicto en el medio oriente de rechazo a la agresión sufrida por el Líbano por parte del gobierno de Israel, y al excelente nivel de las relaciones que mantenían con Cuba, contexto en el cual expresó:

…Se ha puesto en marcha una nueva política mundial. Aquí estamos de nuevos los países emergentes, levantado con más fuerza y claridad que en el siglo XX, con los mecanismos de cooperación Sur-Sur para rehacer el mundo: un mundo nuevo es posible y necesario…

Si bien Venezuela y Malasia habían establecido relaciones diplomáticas en 1986 éstas se fortalecieron a partir de octubre de 1999, cuando tuvo lugar la primera visita oficial de Hugo Chávez Frías a Malasia, oportunidad en la cual se suscribió una declaración conjunta y se dio un impulso a la relación en las áreas económica, comercial, industrial y de inversión, así como en el fortalecimiento político de la cooperación sur-sur.

En una reunión ampliada entre ambas delegaciones, realizada el lunes 28 de agosto de 2006, en la ciudad administrativa de Putrajaya que contó con la participación del presidente Chávez Frías y del primer ministro de Malasia, Datuk Seri Abdullah Ahmad Badawi, la delegación venezolana recibió la solicitud del primer ministro malasio para realizar una visita oficial a Caracas durante los días 16, 17 y 18 de diciembre de ese mismo año, hecho que sin duda reflejaba el propósito de profundizar la relación bilateral.

En este encuentro se propuso la creación de un consejo de cooperación, con reuniones anuales, que permitiese aprovechar la experiencia que poseía la nación asiática en la ejecución de proyectos conjuntos en materia de infraestructura.

Durante su tercer día de visita oficial Chávez Frías recorrió las instalaciones de la planta procesadora Golden Jomalina, donde se refina la materia prima obtenida de la palma aceitera para elaborar productos destinados al consumo interno y la exportación, entre ellos aceites comestibles, cosméticos y biodisel.

Posteriormente estuvo en la sede de la Golden Hope Academy, institución dedicada a la capacitación de gerentes de plantación; participó en un foro empresarial organizado por la Cámara Nacional de Comercio e Industrias de Malasia y diversos representantes de variados sectores de la economía, y finalmente asistió a una ceremonia de despedida que le ofreció el rey Syed Sirajuddin Putra Jamalullail.

error: