Reino de España

30 de Noviembre de 2004
José María Aznar y el Golpe de Estado en Venezuela del 11 de Abril de 2002

El martes 30 de noviembre de 2004, en lo que algunos medios reseñaron como una escala técnica en su regreso a Venezuela después de la gira por España, Libia, Rusia, Irán y Qatar, Hugo Chávez Frías estaba por quinta vez (5ta.) en el Reino de España, ocasión en la cual compartió una cena privada en el Palacio de la Zarzuela que le ofrecieron en su honor los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, informándose que por tratarse de una actividad privada no estaban previstos discursos públicos.

Como se recordará Chávez Frías había estado en España apenas hacía una semana, del 21 al 23 de ese mismo mes al inicio de su gira, ocasión en la cual además de haber sostenido diferentes encuentros al más alto nivel, entre ellos con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y de haber desarrollado una intensa agenda con diferentes actores políticos, económicos, culturales y sociales, no había sido posible un encuentro con los monarcas españoles toda vez que para la fecha éstos estaban en los Estados Unidos de América, adonde habían viajado al termino de la cumbre iberoamericana celebrada en Costa Rica los días 19 y 20 de ese mes de noviembre de 2004.

Hay que recordar igualmente, que aún cuando también había estado previsto que el rey Juan Carlos y Hugo Chávez Frías se encontraran en la cumbre iberoamericana, celebrada en Costa Rica, éste último se vio obligado a cancelar su asistencia a ella como consecuencia del artero ataque que había segado la vida del fiscal del Ministerio Público venezolano Danilo Baltasar Anderson, el 18 de noviembre de 2004, en Caracas, en momentos en que desarrollaba una investigación sobre el golpe de Estado perpetrado contra la democracia venezolana en abril de 2002.

Coincidiendo con esta quinta (5ta.) visita de Chávez Frías al Reino de España, diferentes agencias noticiosas, entre ellas Europa Press, estaban reseñando sobre la eventual comparecencia del canciller español, Miguel Ángel Moratinos, al congreso de España en el marco de la situación generada por los señalamientos del apoyo de José María Aznar al golpe de Estado de abril de 2002 en Venezuela, la prensa señalaba igualmente que el propio José Luis Rodríguez Zapatero estaría aplazando un viaje a Moscú para también acudir al pleno del congreso donde se trataba el tema.

El propio ministro de asuntos exteriores del Reino de España, Miguel Ángel Moratinos, había denunciado el apoyo del gobierno de Aznar en 2002 al golpe de Estado contra el presidente venezolano Hugo Chávez; para el miércoles 1° de diciembre de 2004 estaba convocada la comisión de asuntos exteriores para que el propio Moratinos diera cuenta de los detalles e informaciones sobre el delicado caso.

En este contexto, el presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, anunciaba que debía comparecer ante el congreso por este caso el para el momento presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el contexto de los serios señalamientos que involucraban a la diplomacia española.

En el marco de la develación de la trama urdida contra la democracia venezolana, en la cual la figura central era el propio José María Aznar, a juicio de Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz parlamentario del catalán Convergencia y Unión (CiU), “…este episodio, que dejó a los nacionalistas “atónitos y perplejos”, “daña” al anterior Gobierno y al PP, pero además perjudica a España y a su política exterior, por lo que conviene “pasar página cuanto antes”…”.

Por su parte, Eduardo Zaplana, portavoz del Grupo Popular, criticó al jefe del Ejecutivo por “no dar la cara” explicando este asunto en una sesión específica del pleno de la cámara.

Igualmente, Joan Herrera, el portavoz de Izquierda Verde (IUICV), también manifestó su deseo de “pasar página”.

error: