Reino de Noruega

17 al 19 de Octubre de 2002
La situación petrolera internacional y la situación petrolera nacional

Hugo Chávez Frías realizó una única visita al Reino de Noruega, la misma la efectuó del 17 al 19 de octubre de 2002.

Desde Oslo señaló que no temía a un golpe ni a una guerra civil, además calificó de fantasma el llamado a un paro nacional convocado por la oposición política venezolana para el lunes 21 de octubre.

Sobre el particular, y ante las preguntas de los representantes de los medios, indicó que sectores como el petrolero, el metalúrgico y el de transporte no iban a parar, por lo que no consideraba seria la amenaza de una huelga general, razón por lo cual había decidido continuar su gira europea, que ya lo había llevado también a Francia, Italia y al Reino Unido.

La intensidad de la diatriba política venezolana permanecía siempre presente mediáticamente, en esta ocasión un paro nacional opositor organizado por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y FEDECAMARAS, trataba de presionar a Chávez Frías para que convocara a elecciones antes de tiempo, lo cual no era posible legalmente.

En este contexto llegaba Chávez Frías a la nación nórdica acompañado por el ministro de energía, Rafael Ramírez Carreño, donde abordó con las autoridades noruegas diferentes aspectos de la situación petrolera.

En visita oficial de dos (2) días, la agenda contempló el tratamiento de las relaciones energéticas con el rey Harald V, y con su homólogo el primer ministro Kjell Magne Bondevik.

Igualmente, con el presidente del parlamento noruego, Jorgen Kosmo, y con diversos grupos de inversionistas.

Señaló que el nivel del precio, vigente para el momento, de veintisiete dólares (U.S. $ 27) el barril era equitativo por lo que no se tenía previsto un aumento de la producción, y se estaba dispuesto a mantenerlo en el marco fijado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Como se sabe, Noruega no pertenece a la Opep pero es un importante productor independiente razón por la que era necesaria la cooperación y coordinación de la política petrolera.

La delegación venezolana se reunió además con los principales directivos de las compañías petroleras noruegas Statoil y Norsk Hydro, las cuales venían adelantando gestiones para participar en el proyecto gasífero venezolano de la plataforma del Delta.

En el marco de estas reuniones el ministro Rafael Ramírez declaraba desde Oslo que Venezuela aspiraba concretar negocios con Noruega en materia de hidrocarburos por el orden de los diez mil millones de dólares (U.S. $ 10.000.000.000).

El director general de Statoil, Olav Fjell, señaló “…estamos al tanto de la  fuerte oposición y los disturbios que se presentan en la actualidad en ese  país, pero las autoridades han tomado las medidas necesarias para que Venezuela  siga siendo un país interesante para los petroleros internacionales…”.

De esta manera, esta visita oficial no solamente tenía por objeto contribuir a la estabilidad de los precios internacionales del petróleo sino también a fortalecer la relación bilateral dándole un impulso a la agenda energética entre ambos países.

En el contexto nacional representantes de la industria petrolera y de la siderúrgica venezolanas anunciaban que no apoyarían la huelga anunciada por la oposición para forzar la renuncia del presidente venezolano.

El presidente de la Federación de Trabajadores Petroleros (FEDEPETROL), Ramón Rosales, indicaba que el ochenta y cinco por ciento (85%) de los cuarenta mil (40.000) trabajadores de la industria petrolera rechazaban la huelga.

error: