República de Angola

31 de Agosto de 2006
Primera Visita de un Jefe de Estado de Venezuela a la República de Angola
Luanda

Hugo Rafael Chávez Frías incorpora en los anales de la diplomacia venezolana la primera visita de un jefe de Estado de Venezuela a la República de Angola, situada en la costa occidental del África austral, en una actividad de fortalecimiento bilateral entre dos importantes países productores de petróleo, además enmarcada en la cooperación sur-sur especialmente con los países del continente africano.

Así, el jueves 31 de agosto de 2006 arribaba al aeropuerto internacional “4 de Fevereiro”, ubicado en Luanda, para sostener un encuentro con su homólogo, José Eduardo dos Santos, experimentado político angoleño, formado académicamente en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), y miembro destacado del Movimiento Popular por la Liberación de Angola (MPLA).

José Eduardo dos Santos gobernaba en Angola desde septiembre de 1979, habiendo sido reelecto en 1992 en el contexto de las elecciones celebradas cuando se dio el cese de las hostilidades de la guerra de guerrillas entre la Unión Nacional de la Independencia Total de Angola (Unita) y el MPLA, mismo año en el que éste último también obtuvo la mayoría absoluta de la asamblea nacional angoleña alcanzando ciento veintinueve (129) de los doscientos veinte (220) escaños del poder legislativo.

Chávez Frías y su comitiva integrada, entre otros, por el canciller Nicolás Maduro Moros, y los ministros de energía y petróleo; ciencia y tecnología; planificación y desarrollo; y de comunicación e información, Rafael Ramírez, Yadira Córdova, Jorge Giordani y Willian Lara, respectivamente, fueron recibidos en el aeropuerto angoleño por el ministro de relaciones exteriores de Angola, Joao Bernardo de Miranda, y por la embajadora de la República de Cuba, Noemí Benítez, mientras que por la comitiva venezolana estuvieron presentes la directora del despacho del viceministerio para África, Olga Fonseca; y los encargados de negocios de Venezuela en Sudáfrica, y en Namibia con concurrencia en Angola, ministros consejeros, Rubén Pacheco y Marcos Guzmán, respectivamente.

Desde la terminal aérea angoleña Chávez Frías con su delegación fue trasladado al palacio presidencial de Angola, ubicado en Ciudad Alta, donde luego de ser recibido por el presidente José Eduardo dos Santos, con el protocolo de rigor, ambos mandatarios se dirigieron al despacho presidencial donde sostuvieron una reunión privada a la que luego fueron incorporados los miembros de las dos delegaciones para posteriormente asistir al salón del consejo de ministros donde se llevarían a cabo las reuniones de trabajo.

En esta ocasión fue suscrito un acuerdo de cooperación entre el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el gobierno de la República de Angola en el ámbito petrolero, firmando por Venezuela, Rafael Ramírez Carreño, ministro de energía y petróleo; y por Angola, Desidério Da Graça Veríssimo e Costa, ministro de petróleos.

Angola estaba posicionado como el segundo país productor de petróleo en el África subsahariana después de Nigeria y requería capacitar sus recursos humanos para mejorar la exploración y explotación de sus fuentes energéticas y minerales.

Esta nación africana acaba de convertirse en miembro observador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Venezuela le ofrecía capacitación de sus cuadros técnicos y medios en materia petrolera.

El Estado venezolano había venido suscribiendo acuerdos de cooperación y estableciendo mecanismos de consultas políticas con varios países de la región; a la fecha ya los poseía con Benín, Sudán y Gambia, mientras que con Libia poseía un acuerdo de cooperación.

Adicionalmente mediante las firmas de sendos comunicados conjuntos se habían establecido relaciones diplomáticas con Guinea Bissau y con la República del Congo, acciones que colocaban a Venezuela cada vez más cerca de mantener relaciones diplomáticas con los cincuenta y tres (53) países que para ese momento componían el continente africano, profundizando de esta manera la cooperación con todas las naciones que lo componen.

En el imaginario popular había un profundo simbolismo por la coincidencia de las fechas que marcaban los procesos revolucionarios de Angola y de Venezuela, había sido precisamente el 4 de febrero de 1961 cuando Antonio Agostinho Neto Kilamba emprendía el proceso de liberación de Angola de la dominación portuguesa, treinta y un (31) años después, el 4 de febrero de 1992, Hugo Chávez Frías, enfrentaba la decadencia de un sistema político en su natal Venezuela, convirtiendo así al 4 de febrero en una fecha que partió en dos tanto la historia angoleña como la venezolana.

El estrechamiento de la relación entre Angola y Venezuela representaba además un importante paso para el impulso de la cooperación sur-sur, y reforzaba iniciativas ya en marcha en otros ámbitos, entre ellas las actividades de la Liga de Amistad y Solidaridad de los Pueblos de Angola y Venezuela que había sido creada en Caracas, Venezuela, en agosto de 2005, cuando se realizó el Festival Mundial de la Juventud y de los Estudiantes, que para el momento ya contaba con trescientos cincuenta (350) miembros angoleños y más de cinco millones (5.000.000) de representantes en el ámbito mundial.

La firma de los acuerdos realizada en el Salón Azul de la sede gubernamental contó con la presencia de ambos jefes de Estados con lo cual se ponía término a la agenda de trabajo en el palacio presidencial, para posteriormente continuar con reuniones privadas con altos representantes del poder ejecutivo angoleño, no sin antes Chávez Frías anunciar la decisión de abrir embajada de Venezuela en Luanda, tarea que le encomendó al canciller Nicolás Maduro Moros con carácter de prioridad para que la nueva sede diplomática fuese el motor y el contacto de la nueva relación.

error: