República de Colombia

10 de Agosto de 2010
Fin de la Era de Perturbación Uribista Primeras Acciones y Resultados del Secretario General de Unasur

Hugo Chávez Frías, decidido a una mejora en las relaciones con la fronteriza República de Colombia, viaja a esta nación a tan sólo tres (3) días de haber tomado posesión Juan Manuel Santos Calderón, como nuevo Presidente de los colombianos.

Lo hacía, además, el mismo día en que éste arribaba a los cincuenta y nueve (59) años de edad, el martes 10 de agosto de 2010.

Para Chávez Frías, este sería el único viaje que haría a la vecina nación durante ese año, a la cual no iba desde enero de 2009. Como se recordará la política exterior de Uribe Vélez había dejado bastante maltrechas las relaciones de Colombia en la región, especialmente con Ecuador, Nicaragua y Venezuela, países con los que comparte fronteras, condición que además genera una dinámica particular que requiere permanente atención.

Así las cosas, Juan Manuel Santos asumía la Presidencia de la República de Colombia, heredando una gran perturbación en las relaciones con varias naciones latinoamericanas, así como con el proceso de integración, tanto a nivel subregional como regional, que había dejado el período de Uribe Vélez.

Esta situación incluía la inexistencia de relaciones formales con la República Bolivariana de Venezuela, no solamente desde el punto de vista diplomático, sino también desde el punto de vista comercial, económico y de cooperación, entre otros aspectos.

Incluso, en las postrimerías de la administración de Uribe Vélez éste había ordenado presentar ante la OEA una denuncia mediática para tratar de señalar una vez más la presunta presencia de jefes guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en territorio venezolano, según Uribe con la anuencia de las autoridades de Venezuela.

Colombia poseía decenas de miles de guerrilleros en su propio territorio, pero el gobierno de Uribe Vélez planteaba, en el seno del organismo hemisférico y a la opinión pública mundial que, supuestamente, algunos de estos individuos estaban en territorio venezolano.

Este reiterado accionar de la política exterior de Uribe Vélez se había traducido en un quiebre de las relaciones diplomáticas entre los dos países desde el pasado 22 de julio de ese año.

En este escenario se producía la visita de Chávez Frías a la República de Colombia, donde en la ciudad de Cartagena de Indias sostuvo un encuentro con el nuevo rector de esa nación y, por ende, de su política exterior, Juan Manuel Santos Calderón.

Los Presidentes Chávez Frías y Santos Calderón decidieron el pleno restablecimiento de las relaciones en sus ámbitos diplomático, comercial, etc., así como trabajar de forma mancomunada la eventual presencia de grupos armados ilegales en la frontera común.

En esta reunión, llevada a cabo en la emblemática Quinta San Pedro Alejandrino, los dos (2) mandatarios estuvieron reunidos por más de tres (3) horas, junto a sus respectivos cancilleres, Nicolás Maduro Moros y María Ángela Holguín, respectivamente; así como del Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Néstor Kirchner.

En esta cita, Caracas y Bogotá adoptan una declaración de principios en la que se recoge el relanzamiento de las relaciones binacionales con base en un diálogo transparente que privilegie la vía diplomática y garantice la permanencia y estabilidad de la relación bilateral, al amparo del estricto cumplimiento del Derecho Internacional y, en especial, a la aplicación de los Principios de la No Injerencia en los Asuntos Internos y el Respeto a la Soberanía e Integridad Territorial de los Estados.

Asimismo, dicho documento contempla la creación de cinco (5) comisiones de trabajo en distintas áreas, a saber: 1) Comisión para el pago de la deuda y reimpulso de las relaciones comerciales. 2) Comisión para trabajar un acuerdo de complementación económica entre ambos países. 3) Comisión para desarrollar un plan de trabajo de inversión social en la zona de frontera. 4) Comisión para el desarrollo conjunto de obras de infraestructura, y 5) Comisión de seguridad.

Adicional a la declaración de principios, los Presidentes resolvieron establecer un mecanismo de cooperación a nivel de ministros de relaciones exteriores para el diseño de una estrategia común en el tratamiento a las problemáticas fronterizas en materia social, económica y de seguridad, que entre otros fines buscara prevenir la presencia o acción de grupos armados al margen de la ley.

Del mismo modo, decidieron aumentar la presencia de ambos Estados en la zona fronteriza e instruyeron a sus cancilleres la definición de procedimientos concretos necesarios para hacer efectivo este mecanismo de cooperación, el cual además estaba acompañado por el Secretario General de Unasur.

En este encuentro, el Presidente Santos Calderón anunció que el nuevo embajador de Colombia en Venezuela sería José Fernando Bautista Quintero, abogado y político colombiano nacido en la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander, cerca de la frontera colombo-venezolana, quien había fungido como Ministro de Comunicaciones, Ministro de Comercio Exterior y Alcalde de Cúcuta, quien finalmente tomó posesión de su nuevo cargo en Caracas el 19 de octubre de ese mismo año.

En el marco del relanzamiento de esta nueva era de la relación, los mandatarios decidieron avanzar en la integración bilateral especialmente en beneficio del desarrollo de las comunidades fronterizas, acordando impulsar programas conjuntos en materia social y económica.

La Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, destacó el importante papel de la Unión de Naciones Suramericanas en el restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela, al efecto señaló:

…lo que tuvo Unasur de positivo fue que Venezuela llevó el tema allí. Por otro lado, el Presidente Néstor Kirchner es muy cercano al Presidente Chávez y tuvo una muy buena relación con el Presidente Santos. Eso generó confianza en ambos lados…

error: