República de Colombia

16 de junio de 2000
XIV Cumbre del Grupo de Río
Cartagena de Indias

Con motivo de la XIV Cumbre de Jefes de Estado y/o de Gobierno del Grupo de Río, realizada en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia; Chávez Frías viajó a esta nación señalando antes de su partida que tal instancia política regional carecía del peso geopolítico que le correspondía, pronunciándose en consecuencia por relanzar con fuerza tal mecanismo.

Al respecto, expresó textualmente:

…así como le dimos fuerza a la Opep, que estaba prácticamente descoyuntada, muy importante es que nosotros los líderes latinoamericanos le demos, por voluntad política propia, mayor importancia a partir de ahora al Grupo de Río y que tenga mayor peso geopolítico para defender a nuestra región…

En esta oportunidad, propuso la creación de un Fondo Monetario Latinoamericano como una manera de enfrentar los ataques especulativos en materia monetaria; sobre esta iniciativa señaló que, la misma, era una idea original del Fondo Latinoamericano de Reservas, dirigida por el venezolano Roberto Guarnieri.

Al efecto, señaló que a través de este mecanismo los países latinoamericanos podrían disponer de mayores recursos, optar por mecanismos monetarios adicionales, y alcanzar una mayor autonomía en la formulación de las políticas económicas.

También, propuso que se nombrara una comisión presidencial para articular, en un solo ente, los diferentes mecanismos de integración regional, ya existentes en el continente; señalando que “…Venezuela pertenece a la CAN, Grupo de Río, al Grupo de los Tres, al Pacto Amazónico, a la Asociación de Estados del Caribe, pero todos esos mecanismos no son un sistema de integración….”.

Sobre el tema colombiano, ratificó la posición de buscar salidas políticas a la violencia interna del vecino país, descartando cualquier solución militar, ya que podría comprometer también a los países vecinos; advirtiendo sobre la necesidad de seguir apoyando el proceso de Paz para evitar una posible “vietnamización” del conflicto colombiano y “…los intentos de una intervención militar continental o extracontinental…”.

En el terreno multilateral, las diecinueve (19) delegaciones de igual numero de países que conformaban el G-Río, en esta reunión acercaron criterios en tres (3) grandes áreas, estas fueron: una nueva arquitectura del sistema financiero internacional, los derechos fundamentales de los individuos, y los planteamientos que realizarían en la llamada Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas en septiembre de 2000.

De la totalidad de los países del G‒Río, en esta XIV cita, dieciséis estaban representados a nivel de Presidentes, sólo Panamá y Paraguay enviaron a sus Vicepresidentes; mientras que Guyana había cedido la representación de la comunidad del Caribe al Presidente dominicano, Leonel Fernández.

Por otra parte, destaca que en la ceremonia inaugural de la Cumbre el presidente de México, Ernesto Zedillo, llamó a sus colegas a “evitar la más mínima posibilidad de retrocesos políticos” al referirse a la existencia de nubarrones en las democracias de América Latina, lo cual fue aprovechado por algunos medios señalando que la referencia aludía a los casos de Perú y Venezuela.

Al respecto, el presidente Chávez Frías expresó que “…el principal nubarrón de nuestras democracias imperfectas es la miseria…”, luego, tras negar que la alusión estuviera dirigida a su gobierno, dijo: “…yo estoy seguro que el presidente Zedillo estaba refiriéndose a todos nosotros, porque la miseria es el reto más grande de la democracia….”.

Sobre el particular, después de la ceremonia inaugural agregó que no es democracia “…un sistema con un alto grado de corrupción, con alta desnutrición, con niños que mueren de hambre…”; para concluir diciendo que en el caso venezolano “…había la tiranía de un cogollo, de un grupito que se enriqueció con un disfraz democrático, al que nosotros le quitamos ese disfraz. Por eso la reflexión de Zedillo es aplicable a nuestros países más allá o más acá…”.

Además de la participación de República Dominicana, que por primera vez asistía a una Cumbre del G-Río, en esta reunión ingresaron como miembros de pleno derecho los países centroamericanos Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua.

De manera que, a partir de esta reunión, estas naciones se venían a sumar a las demás integrantes de uno de los máximos foros políticos de la región, constituido ahora por Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Hay que recordar que el G-Río había nacido en 1986 como una instancia de concertación política, como consecuencia de la fusión de los grupos de “Contadora” y de “Apoyo”, creados precisamente para buscar una salida negociada que contribuyera a alcanzar la paz en el conflicto centroamericano de la década de los ochentas.

Esta XIV Cumbre concluyó con la firma de una declaración sobre las reformas que debían introducirse en los organismos multilaterales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y otra sobre la postura unificada de la región para la Cumbre del Milenio en esta misma instancia internacional.

Sobre este último punto, el presidente Pastrana, de Colombia, en su condición de anfitrión, al clausurar las sesiones señaló que en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas:

…seremos la voz de dieciocho (sic) estados de América Latina y del Caribe y también la voz de los quince Estados de la Comunidad del Caribe, hoy representados con altura en nuestro grupo por la República de Guyana. En total, somos 33 Estados de América que tenemos mucho que aportar y que decir en el concierto mundial…

error: