República de Cuba

16 al 23 de Julio de 2011
Primer ciclo de quimioterapia

El Presidente venezolano, Hugo Chávez Frías, realizaría, como se ha señalado, un segundo viaje a La Habana, Cuba, en 2011, el sábado 16 de julio, en la continuación de la prioritaria atención a su salud.

Es decir, no se trataba propiamente de una visita de trabajo u oficial enmarcada dentro de las ejecutorias de la política exterior realizadas, directamente por el Jefe del Estado.

Así, el propio Chávez Frías desde la ciudad de Caracas en la víspera de este nuevo viaje a la República de Cuba, en el contexto de una visita que realizaba, a la República Bolivariana de Venezuela, el mandatario electo del Perú, Ollanta Moisés Humala Tasso, anunciaba que estaba a la espera de la aprobación, por parte de la Asamblea Nacional, de la debida autorización para poder ausentarse del país a fin de continuar con el tratamiento médico en Cuba, a partir de la fecha señalada, sábado 16 de julio de 2011.

Ese mismo día, la plenaria de la Asamblea Nacional aprobó en sesión extraordinaria, por unanimidad, la solicitud de autorización presentada por Chávez Frías para ausentarse del territorio venezolano, para que pudiese iniciar, entonces la segunda fase de su tratamiento médico en la ciudad de La Habana, Cuba; concediendo, además, un permiso abierto, al no establecer fecha de retorno a Venezuela.

La histórica sesión legislativa fue transmitida en directo, pudiendo la población venezolana seguir el debate en torno al tema, en el seno del hemiciclo legislativo.

El mismo mandatario hizo lo propio junto a los integrantes del gabinete, desde la sala del Consejo de Ministros.

Poco más tarde, miles de personas se concentraron en los alrededores del Palacio de Miraflores para despedir a su líder, quien desde la puerta dorada de la casa de gobierno recibió los honores correspondientes por parte de la Casa Militar, justo antes de trasladarse al Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar, en el costeño estado Vargas, desde donde abordaría el vuelo con destino a la República de Cuba.

En sus palabras a su pueblo, antes de partir a la terminal aérea expresó: “….gracias por tanto amor, apoyo y afecto por este soldado humilde de la patria, les digo que todo ese esfuerzo y sacrificio por el servicio a la patria centrado en mi persona y familia, me obliga a no quedarles mal…”.

En ese mismo escenario, prosiguió, señalando:

…estoy obligado a vivir y seguir viviendo, viviendo feliz cada día más, junto a ustedes, a mi pueblo amado, pido a Dios que nos siga ayudando, a la ciencia médica y pondré toda mi voluntad para no quedarles mal, una vez más regresaré y regresaré mejor que como me voy, con más vida, fortaleza espiritual, moral y física para seguir construyendo la patria bonita, feliz y socialista…

En horas de la noche aterrizaba nuevamente en las instalaciones del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, Cuba, donde era recibido por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros cubano, Raúl Castro Ruz, así como por Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores, y Rogelio Polanco, Embajador de Cuba en Venezuela.

Internamente en Venezuela, antes de su partida, había delegado varias funciones en el Vicepresidente ejecutivo de la república Elías Jaua Milano, y en el ministro Jorge Giordani, pero tal como lo había expresado el propio Chávez Frías quedaba claro que salía de Venezuela como Jefe de Estado, y en plenitud de facultades para ejercer el cargo.

De esta manera, iniciaba en la República de Cuba un tratamiento de quimioterapias para combatir las células cancerígenas que le fueran detectadas el anterior mes de junio durante su última visita a Cuba. Así las cosas, Hugo Rafael Chávez Frías, desde la ciudad de La Habana se sometía a los rigores médicos correspondientes, pero al mismo tiempo continuaba al frente de la Revolución Bolivariana, resolviendo y prestando diaria atención a la multiplicidad de asuntos que cotidianamente manejaba.

Por ejemplo, el martes 19 de julio, en horas de la mañana, vía twitter, anunciaba a través de la estatal Venezolana de Televisión (VTV), la aprobación de recursos económicos para diferentes acciones y entidades, entre ellos ciento sesenta y dos millones de bolívares fuertes (Bs. F. 162.000.000) para el Frente Francisco de Miranda, doscientos veinte millones (Bs. F. 220.000.000) para la gobernación del estado Mérida, y ciento once millones (Bs. F. 111.000.000) para la nueva empresa de aseo “Supra-Caracas”.

Hugo Rafael Chávez Frías desarrolló esta dinámica, combinando las responsabilidades inherentes a su rol de Jefe de Estado, Jefe de Gobierno, Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y máximo conductor y líder de la Revolución Bolivariana con el ineludible tratamiento de quimioterapia que requería.

Luego de concluido el primer ciclo de quimioterapia, regresa a Caracas el sábado 23 de julio. Las informaciones indicaban que no se habían detectado presencia de células malignas en ninguna parte de su cuerpo, pero debía seguir tratándose.

error: