República de El Salvador

20 y 21 de Noviembre de 2000
San Salvador
Del Foro de São Paulo a Visita de Cortesía

Así, luego de su estadía del 17 al 19 de noviembre de 2000 en la República de Panamá con ocasión de su participación en la X Cumbre Iberoamericana, y de su paso por la República de Guatemala, los días 19 y 20, el Jefe de Estado venezolano llega a la República de El Salvador el lunes 20 de noviembre.

Esta sería la primera, de sólo dos (2) visitas que en el ejercicio de la Presidencia venezolana realizaría a la nación salvadoreña. Posteriormente, en noviembre del año 2002 haría su segundo (2°) y último viaje a esta nación.

Sin embargo, como se recordará, Chávez Frías luego de su salida de la prisión de Yare, el 26 de marzo de 1994, realizó una serie de viajes que lo llevaron a varias naciones del Caribe, Centroamérica, Sudamérica, y Europa; contexto en el cual, en 1996, participó como observador en el VI Encuentro del Foro de São Paulo, realizado en San Salvador, ciudad capital de la República de El Salvador.

Al igual que en el caso de Guatemala, Chávez Frías regresaba a tierras salvadoreñas, pero ahora lo hacía en condición de Jefe de Estado. En esta ocasión, en lo que sería calificada como una visita de cortesía, sostuvo encuentros con los Presidentes de los tres poderes del Estado, es decir, tanto con el presidente Francisco Guillermo Flores Pérez (1° de junio de 1999‒1° de junio de 2004), como con los Presidentes de la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia, Ciro Cruz Zepeda y Agustín García Calderón, respectivamente.

Los dos Jefes de Estado, el 19 de octubre de ese año, en la ciudad de Caracas, habían puesto en ejecución el “Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas”, con el que se garantizaba en condiciones especiales de financiamiento el suministro de crudo, productos refinados y GLP a la República de El Salvador, por la cantidad de ocho mil barriles diarios (8,0 MBD) o sus equivalentes energéticos.

Con la presencia del Presidente venezolano en territorio salvadoreño se buscaba el reforzamiento de la relación política y comercial entre ambos países, así como la ampliación de los acuerdos energéticos; una dinámica que unos años más tarde permitirtía la concreción de Alba Petróleos de El Salvador, una de las mayores empresas de distribución de diésel y gasolina de esta nación centroamericana. Trascendió que se evaluaba la posibilidad de vender en El Salvador combustibles comercializados por Citgo Petroleum Corporation.

El mandatario salvadoreño, Flores Pérez, exhortó a empresas venezolanas a invertir en una planta de almacenamiento de combustibles independiente de las compañías transnacionales, y las invitó a participar en una licitación para la puesta en marcha de un ferry en el Golfo de Fonseca.

Los Presidentes acordaron la reactivación de una comisión mixta bilateral que, no obstante, a diez años (10) de existencia no había sido puesta en funcionamiento. De otro lado, se comprometieron a gestionar un Acuerdo Marco entre Centroamérica y la Comunidad Andina de Naciones.

Durante su breve estadía el mandatario venezolano fue declarado Huésped Distinguido de San Salvador, ciudad desde donde partió hacia la República de Nicaragua, el martes 21, en la continuación de la breve gira que efectuaba por la región centroamericana.

error: