República de Panamá

1° de Septiembre de 1999
Toma de Posesión Presidencial de Mireya Moscoso
Ciudad de Panamá

Su primer viaje a Panamá como Presidente constitucional lo realizó el 1º de septiembre de 1999, con motivo de la toma de posesión de Mireya Elisa Moscoso Rodríguez, quien ese día recibió la banda presidencial por parte del presidente de la asamblea legislativa, Enrique Garrido, convirtiéndose así en la primera mujer en asumir la Presidencia de esa nación. La ocasión fue propicia para citar, entre sus metas, la adecuada administración del canal y el ejercicio de la plena soberanía nacional de este país del istmo centroamericano.

Entre las autoridades extranjeras presentes con las cuales el mandatario venezolano pudo intercambiar algunas impresiones sobre aspectos diversos de la coyuntura interamericana y mundial, se encontraban el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, heredero de la corona de España; los Presidentes de Costa Rica, Miguel Angel Rodríguez; de Nicaragua, Arnoldo Alemán, y de República Dominicana, Leonel Fernández. A esta cita también asistió el enviado especial de los Estados Unidos de América para la región, Buddy Mackay, así como el Primer Ministro de Taiwán, Vincent Siew.

A su llegada a Panamá, Chávez Frías, a requerimiento de los periodistas que lo esperaron en el aeropuerto, se refirió al proceso constituyente en Venezuela, señalando sobre las resistencias internas al mismo que “…en Venezuela hubo durante cuarenta años un gobierno bipartidista adeco-copeyano que saqueó al país, robó a los venezolanos y destrozó la institucionalidad…”.

Es importante indicar que Mireya Moscoso ascendió al cargo cuatro meses antes que Panamá asumiera el pleno control del canal, una de las vías marítimas más importantes del mundo; por tal motivo, Chávez Frías afirmó que la recuperación del Canal de Panamá por el gobierno de ese país representaba para todos los latinoamericanos y caribeños mayor independencia y soberanía, indicando textualmente, al concluir el acto de toma de posesión, que “…estamos obteniendo un mayor status de independencia, soberanía, panameñidad, autenticidad, rescate de nuestras tradiciones, culturas y sobre todo de nuestra independencia…”.

En otro orden de ideas, en cuanto a las relaciones colombovenezolanas, estando en Panamá, sostuvo una reunión con el canciller de Colombia, Guillermo Fernández de Soto, en la cual expresó que “…los malentendidos entre ambos países son películas montadas por sectores interesados en perturbar…”; en este mismo encuentro, el Canciller colombiano le entregó al presidente Chávez una carta que le remitiese el presidente Andrés Pastrana, en la que se señala “…el compromiso mutuo de seguir tomando la agenda bilateral con mucha claridad, con mucha firmeza…”.

Al respecto, el mandatario venezolano señalaba: “…estoy dispuesto a conversar con los factores que sean necesarios para contribuir con el proceso de Paz. La solución a este problema es política y pacífica y estamos a la orden pero siempre con mucho respeto…”, indicando además que podría ser una buena opción que se formara un grupo institucionalizado de países amigos del proceso de Paz de Colombia, anunciando que conversaría sobre este tema con la nueva presidenta panameña.

Esta visita, igualmente, se enmarcaba dentro de la clara estrategia de lograr un estrecho acercamiento con los nuevos líderes de los países latinoamericanos; como se señaló, se efectuaba en el contexto de la próxima entrega por parte del establishment estadounidense del control de las operaciones del canal transoceánico a esta nación que, hasta 1903, formó parte de Colombia; misma que en 1826, había sido sede del Congreso Anfictiónico convocado por El Libertador.

error: