República del Ecuador

15 de Enero de 2003
Toma de Posesión de Lucio Edwin Gutiérrez Borbúa

l miércoles 15 de enero de 2003 el presidente venezolano participa en Quito, ciudad capital de la República del Ecuador, en la toma de posesión del nuevo mandatario de esa nación Lucio Edwin Gutiérrez Borbúa, en el que se constituiría en el tercero (3°) de doce (12) viajes que durante el ejercicio de la presidencia venezolana realizó a este país andino.

El nuevo presidente ecuatoriano había sido electo el 24 de noviembre de 2002. En su discurso de asunción presidencial indicó que el Ecuador había votado por un cambio radical de ciento ochenta grados (180°).

Cuestionó el concepto de las ideologías; de hecho, durante su intervención se identificó al mismo tiempo tanto con la izquierda como con la derecha del espectro político.

Al efecto, se le escuchó decir “…si compartir y ser solidario, si combatir la corrupción, la injusticia social y la impunidad, es ser de izquierda, ¡pues soy de izquierda!…”, sin embargo poco después afirmó “…si generar riqueza e impulsar la producción… es ser de derecha, ¡pues soy de derecha!…”.

Seguidamente su discurso lo dedicó a hacer un diagnóstico de la situación actual de su país, y se paseó por cada uno de los cinco (5) ejes sobre los cuales dijo que giraría su gobierno: lucha contra la corrupción, combate a la pobreza, seguridad del país, fortalecimiento de la productividad y competitividad, y la política internacional.

De otro lado, se refirió a una propuesta de reforma política que debía ser debatida en el congreso, misma que incluía la reducción de los diputados, así como la despolitización y despartidización de la justicia.

Ante unos mil trescientos (1.300) invitados exhortó a comprender que la deuda externa estaba matando el sueño y las ilusiones de los ciudadanos ecuatorianos, y “…el derecho a una vida digna de millones de niños que ahora mismo no han desayunado, que no han ido a la escuela…”.

Se le oyó decir, “…lanzamos un grito desesperado al mundo desarrollado, no podemos desarrollar a nuestro país pagando por la deuda externa porcentajes de alrededor del 40% del presupuesto nacional…”.

Indicó que la problemática de la deuda externa tenía que dejar de ser un tema estadístico, numérico y frío para ser tratado como un problema social de los países en vías de desarrollo.

Insistió en que el tema tenía que ser analizado desde una perspectiva política, “…los acreedores deben comprender que Ecuador no es solamente un país deudor que debe pagar, sino que tiene un pueblo colmado de necesidades y con derecho a un futuro mejor…”.

Al referir que había que buscar una solución creativa para la deuda externa que ya superaba los quince mil millones de dólares(U.S. $ 15.000.000.000),103 recordó que en 1953 en Londres se realizó una asamblea en la cual Alemania solicitó se le permitiera crecer para luego pagar su deuda externa, “…los países acreedores se sensibilizaron y acogieron este pedido y hoy el mundo admira el desarrollo de esta gran nación…”

Concluyó señalando que “…si los países acreedores de la deuda externa escuchan esta súplica, este ruego desesperado, en el nombre de 12,5 millones de ecuatorianos, dentro de un par de lustros podríamos estar emulando la hazaña de Alemania…”.

Por su parte, Hugo Chávez Frías le planteó al nuevo presidente ecuatoriano la idea de constituir un mecanismo internacional para recuperar los grandes capitales de la corrupción depositados en paraísos fiscales y en cuentas secretas, con el doble propósito de devolverlos a sus países de origen y al mismo tiempo dedicar un porcentaje para la creación de un Fondo Humanitario Internacional para la lucha contra la pobreza.

Este planteamiento también sería presentado veinticuatro (24) horas más tarde en la sede de la ONU en New York. Más allá del ceremonial y protocolo propio de estas ocasiones, la situación interna venezolana fue objeto de tratamiento tanto en privado como en público por el presidente venezolano y los mandatarios asistentes, en especial la iniciativa referida al llamado grupo de países amigos de Venezuela.

Poco después del tratamiento del tema en la ciudad de Quito fue instalado el denominado grupo de amigos, posteriormente el 31 del mismo mes de enero representantes de los seis (6) países que lo integraban visitaban Caracas para incorporase a los esfuerzos de diálogo político.

La agrupación internacional estuvo integrada por Brasil, Chile, España, México, Portugal, y paradójicamente los Estados Unidos de América.

error: