República del Paraguay

14 al 15 de Agosto de 2003
Toma de Posesión Presidencial de Nicanor Duarte Frutos
Asunción

El tercero (3°) de los siete (7) viajes que el presidente Hugo Chávez Frías realizó a la República del Paraguay lo efectuó durante los días 14 y 15 de agosto de 2003, con motivo de la asunción de Nicanor Duarte Frutos a la presidencia de la nación paraguaya.

El nuevo presidente al haber invitado a su asunción a Chávez Frías sorprendió a sus correligionarios del partido colorado para los que el socialismo y el comunismo representaban el enemigo a combatir, una clara herencia ideológica del stroessnerismo (1954-1989).

Nicanor Duarte Frutos, de cuarenta y seis (46) años, elegido presidente en los comicios del 27 de abril de 2003, periodista y abogado, asumía la presidencia de una nación gobernada por un mismo partido durante casi seis (6) décadas (desde 1947), sacudida por escándalos de corrupción, y una crisis económica y política.

Duarte Frutos recibía el país al borde de la quiebra, con los peores índices macroeconómicos de los últimos veinte (20) años.

De acuerdo con un trabajo publicado por la British Broadcasting Corporation (BBC) más del treinta por ciento (30%) de la población estaba por debajo de la línea de pobreza, el desempleo se situaba en más del dieciséis por ciento (16,4%), y aumentaba a treinta y dos por ciento (32%) si se consideraba el subempleo.

Con una deuda externa de dos mil trescientos millones de dólares (U.S. $ 2.300.000.000), Paraguay el año anterior se había visto obligado a reprogramar los pagos con los organismos multilaterales, y estaba incapacitada de acceder a unos quinientos millones de dólares (U.S. $ 500.000.000) de préstamos ya concedidos, por carecer de fondos de contrapartida local que exigían los acreedores.

Duarte Frutos se convertía en el presidente más joven del último medio siglo en Paraguay, y en el quinto (5°) que asumía el poder desde que el país había retornado a la democracia, en 1989.

En Paraguay el promedio de permanencia en el poder de nueve (9) de los diez (10) antecesores de Duarte Frutos era de apenas 21 meses.

En ese contexto, el presidente venezolano desde la ciudad de Asunción al tiempo que pronosticaba vientos de cambio en América Latina invitaba a Nicanor Duarte Frutos a unirse junto a otros líderes de la región para definir un plan concreto contra el neoliberalismo.

Se refirió a la cosmovisión de la democracia participativa, y criticó severamente el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (Alca), al que consideró una terrible amenaza para los pueblos del continente, proponiendo en su lugar la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba).

De igual modo, planteó la celebración de un referéndum continental que aprobase una moratoria contra la deuda externa por un período de cinco (5) años.

Durante los gobiernos del colorado Duarte Frutos y del presidente Chávez Frías comenzaron a profundizarse los acercamientos entre Paraguay y Venezuela.

El nuevo mandatario paraguayo se convirtió en un abanderado de la inclusión de Venezuela al Mercosur, causa que desde el principio había encontrado una fuerte resistencia en la mayoría de los legisladores del parlamento paraguayo.

Nueve (9) mandatarios latinoamericanos asistieron a la toma de posesión, entre ellos el de Argentina, Néstor Kirchner; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Cuba, Fidel Castro Ruz, y el heredero de la corona española, Felipe de Borbón.

En su discurso de asunción, Duarte Frutos prometió hacer cambios drásticos en su país y criticó al neoliberalismo señalando que había sido un fracaso porque avasallaba la dignidad humana.

Con posterioridad a la ceremonia de asunción, los presidentes latinoamericanos celebraron una cumbre extraordinaria del Mercosur, a la que se sumarían los mandatarios de los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

error:
Carrito de compra