República Dominicana

5 de Mayo de 2010
Visita de Trabajo con Leonel Fernández
(República Dominicana)

Del seguimiento a los viajes internacionales realizados por Hugo Chávez Frías se registran seis (6) de ellos efectuados a la República Dominicana, en el ejercicio de la primera magistratura nacional venezolana.

Así, tenemos los realizados en el mes de abril de 1999, en marzo de 2001, noviembre de 2002, noviembre de 2004, marzo de 2008, hasta, finalmente, llegar a este último el miércoles 5 de mayo de 2010.

Ese día, procedente de Buenos Aires donde asistió a la cumbre de Unasur, llegó a la ciudad de Santo Domingo, capital dominicana, en horas de la madrugada, a través del Aeropuerto Internacional Las Américas, para realizar una visita de trabajo con su homólogo dominicano Leonel Fernández, con cuyo gobierno alcanzó concretar acuerdos en materia de lucha antidrogas, comunicaciones, y en el área petrolera.

Con la República Dominicana, al igual que como había venido sucediendo con otras naciones, se habían ampliado y fortalecido los vínculos bilaterales a partir de la llegada de Chávez Frías a la primera magistratura de Venezuela. La caribeña nación insular, desde 2005, formaba parte del acuerdo de Petrocaribe y, además, se habían suscrito una serie de instrumentos en materia energética, petrolera, comercial, educativa e, incluso, de tráfico aéreo, entre otras áreas.

Como se recordará, el Presidente dominicano, Leonel Fernández, había venido fungiendo como mediador en la crisis diplomática entre Colombia y Venezuela, en representación de un grupo de países de la región, luego del incidente provocado por Álvaro Uribe Vélez, durante la cumbre del Grupo de Río realizada en México, en febrero de ese mismo año; por lo que desde Santo Domingo el mandatario venezolano le hizo un público reconocimiento a esta labor la cual calificó de extraordinaria, y señaló que dicho esfuerzo no sería en vano.

La República Bolivariana de Venezuela y la República de Colombia atravesaban por un momento delicado en sus relaciones desde que el gobierno colombiano anunciara la suscripción de un acuerdo con los Estados Unidos de América que le permitía a los estadounidenses el uso de siete (7) bases militares dentro del territorio colombiano, por lo que el gobierno venezolano al considerar esta situación como una amenaza para Venezuela, e incluso para la región, decidió en julio de 2009 congelar sus relaciones con Colombia.

En ese contexto, este era el primer encuentro que sostenían Hugo Chávez y Leonel Fernández, luego que éste último asumiera su rol de mediador, quien además, ya en el mes de marzo, se había reunido con el Presidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, en búsqueda de posibilidades de entendimientos.

En el plano bilateral, durante esta visita fueron suscritos cinco (5) acuerdos de cooperación en el sector energético, lucha contra el narcotráfico y en el área de telecomunicaciones con la interestatal Telesur. Entre estos acuerdos figura la compra de cuarenta y nueve por ciento (49%) de las acciones de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa), misma que venía produciendo la totalidad del combustible que se consumía en el país.

Al resaltar la importancia de estas negociaciones, el Presidente dominicano señaló que Venezuela “…está demostrando al mundo una visión donde predomina la ética, la cooperación, la fraternidad, la humanización. Lo felicito por este aporte que hace su Gobierno y usted (Chávez) para encauzar los vínculos de su Gobierno…”.

Por su parte, Chávez Frías, en referencia al convenio alcanzado en materia de lucha contra el narcotráfico, recordó la cooperación de Venezuela con otros países.

Y, al acotar la condición de países limítrofes agregó “…nos señalan de que somos un paraíso del narcotráfico y el terrorismo. Es una manipulación política. En esa batalla nos hemos hermanado. Vamos a trabajar conjuntamente en prevención y ataque directo al narcotráfico…”.

En materia energética, explicó que República Dominicana poseía un consumo de alrededor de cien mil barriles diarios (100.000 B/D) por lo que con la refinería conjunta y la subsiguiente eliminación de los intermediarios, se apuntaba hacia la independencia energética dominicana.

La firma del documento de la venta de las acciones de Refidomsa estuvo a cargo del Ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez Carreño, y del titular dominicano de Hacienda, Vicente Bengoa. Según el acuerdo, República Dominicana recibía, por la venta ciento treinta y un millones quinientos mil dólares (U.S. $131.500.000) y conservaba el cincuenta y uno por ciento (51%) de las acciones.

El Estado dominicano había pagado en 2008 a la petrolera holandesa Shell, la cantidad de ciento diez millones de dólares (U.S. $110.000.000) por adquirir el cincuenta por ciento (50%) de las acciones de Refidomsa, para así hacerse con la totalidad accionaria que detentaba.

Con esta acción, no solamente se contribuía a profundizar la cooperación energética existente, sino que también se ampliaba el sistema de refinación de Petrocaribe.

Tras la adquisición de las acciones, Venezuela y República Dominicana estudiaban la ampliación y modernización de la refinería para garantizar el suministro de combustibles a todo el mercado dominicano; así como la posibilidad de procesar crudo pesado proveniente de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Además esta operación permitiría la construcción de estaciones de servicio de gasolina en la nación dominicana para la comercialización del combustible a precios bajos. Chávez Frías, al referirse al tema trajo a colación su reciente visita a Quito, el 25 de marzo de ese año, donde había sido reactivada una empresa para la producción de aceite para motor que se estaba vendiendo un cuarenta por ciento (40%) más económico en el mercado ecuatoriano.

Al respecto, dijo que con la concreción de estos acuerdos se buscaba evitar la figura de la intermediación que sólo incrementaba los precios, “…por eso es que los yanquis no nos quieren, porque ellos dominaron este comercio…”.

En el caso específico dominicano, acotó: “…mientras más intermediarios es más caro, porque cada uno quiere ganarle más. Lo que nosotros queremos es reducir a los intermediarios, prácticamente eliminarlos. La empresa Refidomsa- Pdvsa trae el petróleo, lo refina y lo distribuye…”.

De esta manera, Chávez Frías estimaba que la baja en el precio al consumidor final impactaría positivamente no sólo en los precios del transporte público, sino también para los productores que utilizan maquinarias en sus actividades agrícolas y pecuarias, así como en el combustible para los motores fuera de borda de los pescadores, y por supuesto en el parque automotor dominicano.

Además de la coyuntura colombo–venezolana, existía otro telón de fondo en las relaciones interamericanas que, de igual manera, se presentaba de nuevo en esta ocasión. Es así como en la ciudad de Santo Domingo, Chávez Frías se entrevista con el depuesto Presidente hondureño, Manuel Zelaya, antes de la reunión que sostendría con el Presidente dominicano, Leonel Fernández.

En este contexto nuevamente refirió que si Europa insistía en invitar al nuevo gobierno de Honduras, Venezuela y otras naciones de Unasur no asistirían en Madrid a la Cumbre América Latina y el Caribe-Unión Europea.

Al término de la visita, el Presidente de República Dominicana consideró que la relación bilateral entre Venezuela y República Dominicana se había elevado a un estado superior en la primera década del Siglo XXI, y que la visita de Hugo Chávez: “…permite transmitir a una escala superior esos vínculos de amistad, de fraternidad, de cooperación y de solidaridad entre nuestros pueblos…”.

error: