República Federativa de Brasil

25 y 26 de Abril de 2003
Recife, Ciudad Capital del Estado de Pernambuco

En lo que sería su tercera visita consecutiva al Brasil en el 2003 y cuarta en ese año el presidente venezolano viaja a Pernambuco donde durante los días 25 y 26 de abril de 2003 desarrolla una agenda de trabajo bilateral con su homólogo Lula da Silva.

En este encuentro se suscribió una carta de intención para la cooperación entre Pdvsa y Petrobras.

Entre los temas abordados por los mandatarios estuvo el referido a la eventual construcción de una refinería en el estado de Pernambuco.

Así mismo, analizaron la situación venezolana en atención a los avances de las conversaciones y acuerdos que se manejaban a través de la mesa de negociación instalada en el país, y la actuación del denominado grupo de amigos de Venezuela.

De otro lado, en materia de integración regional nuevamente analizaron la propuesta hemisférica estadounidense para la creación del Alca.

En esta oportunidad además se realizó una reunión con empresarios brasileños en Recife, ciudad capital de Pernambuco.

Por otra parte, los dos presidentes suscribieron en fecha 25 de abril de 2003 la denominada Acta de Recife donde se recoge una amplia gama de áreas de cooperación, se expresa la coincidencia de posiciones en los principales asuntos de la agenda regional e internacional, y la vocación integracionista y sudamericana de ambos gobiernos.

El Acta de Recife aborda un total de veinticinco (25) aspectos en los cuales, entre otros, figura la apertura en Venezuela de una sucursal del Banco Mercantil de Minas Gerais (BMG), la creación de mecanismos de garantía para el financiamiento por parte del Banco de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes) a la exportación de bienes y servicios brasileños, y para obras de integración por mil millones de dólares (U.S. $ 1.000.000.000) para el período 2003 – 2004.

En el mencionado documento también se expresa la aprobación de una línea de crédito de emergencia de cincuenta millones de dólares (U.S. $ 50.000.000), para la adquisición de medicinas y alimentos brasileños para mitigar la escasez de estos rubros en el mercado venezolano hasta que se normalizara la situación en Venezuela.

Igualmente se refiere a temas tales como la instalación, en Brasilia, de la secretaría permanente, y sede, de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (Otca), así como a la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (Iirsa), dentro de la cual se particulariza el eje Venezuela-Brasil-Guyana-Suriname.

Se recoge la inauguración de la línea de transmisión eléctrica del complejo Gurí-Macagua II al Estado de Roraima, y el reinicio de las actividades entre Petrobras y Pdvsa, para el desarrollo de acciones en los mercados brasileño y venezolano.

Destaca la voluntad expresada por ambos presidentes de constituir una zona de libre comercio entre los países de la Comunidad Andina de Naciones y del Mercosur, conforme a lo previsto en el acuerdo marco CAN-Mercosur, firmado en Brasilia en diciembre de 2002, para el ulterior establecimiento de un espacio económico integrado sudamericano.

En el instrumento bilateral también se incluyó la intención de iniciar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y Venezuela.

Por otra parte, la agenda de la reunión bilateral abordó la coordinación de posiciones para actuar tanto en la Organización Mundial del Comercio (OMC) como en el proceso de conformación del Área de Libre Comercio de las Américas (Alca).

Se destacó la importancia de una mayor utilización del convenio de pagos y créditos recíprocos de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) como mecanismo de liquidación de las operaciones comerciales.

Otro aspecto abordado fue la necesidad de una reforma del consejo de seguridad de las Naciones Unidas, sobre el cual el presidente Chávez Frías ratificó el apoyo nacional para que Brasil integrase el mismo en condición de miembro permanente.

En la agenda propiamente bilateral los presidentes instruyeron a sus respectivos ministros de agricultura para que negociaran un proyecto de acuerdo complementario al convenio básico de cooperación técnica en materia de producción agropecuaria y desarrollo rural, y convinieron en convocar la VIII reunión de la comisión binacional de alto nivel (Coban), para buscar soluciones a la situación del transporte por carretera entre las dos naciones.

De igual manera se pasó revista a la lucha contra el narcotráfico y convocaron la VI reunión de la comisión mixta venezolano-brasileña para prevenir y combatir el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

En materia de intercambio y cooperación cultural convocaron la V reunión de la comisión mixta cultural Venezuela-Brasil.

Chávez Frías y Lula da Silva también acordaron iniciar las negociaciones de un acuerdo para evitar la doble tributación y la evasión fiscal, y evaluaron los avances del grupo de trabajo binacional de telecomunicaciones.

Como una manera de estimular el interés en Venezuela, en abril de 2003, luego del encuentro presidencial en la ciudad de Recife Lula da Silva anunciaba la concesión de un crédito de mil millones de dólares (U.S. $1.000.000.000) a Venezuela, a través del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) que financiaría la compra de productos y servicios brasileños, así como un porcentaje del pago de honorarios de la empresa Odebrecht por los puentes y túneles que estaba construyendo en varias ciudades venezolanas.

error: