República Federativa de Brasil

30 de Enero de 2005
V Edición del Foro Social Mundial (Porto Alegre)

Hugo Chávez Frías realiza su primer viaje del año 2005, yendo a la República Federativa de Brasil en donde participó en la V edición del Foro Social Mundial (FSM), realizado en Porto Alegre, donde fue recibido por el director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, así como por Bernard Cassen y dirigentes de distintas organizaciones del FSM, ocasión en la cual en acto de masas en el Gimnasio Gigantinho, pronunció el discurso “Foro Social Mundial: El Sur, Norte de Nuestros Pueblos”.

Durante su estadía en Brasil también visitó el asentamiento Lagoa do Junco en Tapes, perteneciente al Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) fundado el 5 de octubre de 1995, y concedió una rueda de prensa en el centro de convenciones del Hotel Plaza San Rafael de Porto Alegre.

Desde ese mismo lugar el intelectual español Ignacio Ramonet se refirió al arduo trabajo que había venido realizando el capítulo venezolano del Observatorio Global de Medios, marcado en los últimos tres años por la tensión entre los medios de comunicación privados y el gobierno nacional.

Este viaje se constituye, como se dijo, en el primero (1°) que efectúa al exterior en el año 2005, y en el primero (1°) de cinco (5) que realizaría a esta nación durante ese año, pero al mismo tiempo en el décimo sexto (16°) de un total de treinta y cinco (35) que llegó a efectuar a la República Federativa de Brasil a partir de su ascenso al ejercicio de la presidencia venezolana el 2 de febrero de 1999.

Durante la rueda de prensa en el centro de convenciones del Hotel Plaza San Rafael de Porto Alegre que contó con un estimado de unos ciento cincuenta (150) periodistas, Hugo Chávez Frías calificó al Foro Social Mundial como el evento político más importante de cuantos ocurren en el mundo anualmente.

Al referirse al mismo se retrotrajo en forma analítica a algunas experiencias de las relaciones internacionales, específicamente al Movimiento de los Países No Alineados, sobre el cual reflexionó en los siguientes términos:

…Fíjense que estamos este año 2005 se van a celebrar, y eso no podemos permitir que pase por debajo de la mesa, cincuenta años de la conferencia de Bandung, allá en Indonesia, convocada entre otros por Tito, por Nerú y por Sucarno; y otros líderes de Africa y de Asia sobre todo; ahí no estuvo América Latina en una primera instancia; pero de ahí salió el Grupo de los No Alineados que se convirtió en una referencia ante el mundo bipolar que había, pero que luego pasó a ser en mi criterio modesto, un elemento meramente discursivo de cumbres y de reuniones cada cierto tiempo y pasó a la defensiva, no fue capaz de elaborar una agenda ofensiva….

En este sentido, luego de hacer referencia al Foro Social Mundial, al Congreso Bolivariano de los Pueblos, al Encuentro Mundial de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, y a otros eventos similares que se realizan en Europa, en Asia, y en el Caribe, dirigió el discurso hacia la necesidad de la creación de lo que en ese momento denominó la “Alternativa Bolivariana para las Américas”.

Sobre el tema, más adelante indicó que Cuba y Venezuela habían firmado un convenio en donde lo social estaba por delante, en sus palabras dijo “…por ejemplo en este instante en Venezuela están viviendo con nosotros y trabajando con nosotros, con nuestros médicos y con nuestras enfermeras y comunidades organizadas, casi veinte mil médicos cubanos: hombres y mujeres y odontólogos…”.

Desde el contexto geopolítico indicó que afortunadamente había llegado el 2005 y el Alca no existía, lo que era una gran victoria para los pueblos del continente americano.

Indicó que en cambio avanzaba una propuesta alternativa que incluía Tvsur y además Petro-Sur, como una alianza energética integral en materia de petróleo y gas.

Hizo una síntesis del amplio espectro que había venido abarcando la política exterior venezolana, y al referirse a un señalamiento de Condoleezza Rice, a la sazón secretaria de Estado estadounidense, quien se había expresado de Hugo Chávez Frías como una fuerza negativa para Suramérica, indicó que “…la más grande fuerza negativa de este mundo se llama el gobierno de los Estados Unidos, del mundo entero (aplausos) es la más grande fuerza negativa que tiene el Planeta…”.

Se refirió a una reciente crisis diplomática colombo-venezolana de hacía casi un mes originada por el secuestro en Caracas del colombiano, Rodrigo Granda, por agentes de los servicios de inteligencia de la nación neogranadina en combinación con agentes corruptos venezolanos a quienes habrían logrado sobornar, lo cual señaló como una provocación facturada en Washington.

Finalmente concluyó con el secuestro del presidente de Haití, Jean Bertrand Aristide, recordó que fuerzas militares extranjeras, fundamentalmente estadounidenses, bajo el paraguas de Naciones Unidas, conjuntamente con un grupo de mercenarios llegaron hasta Puerto Príncipe secuestraron a Aristide, lo montaron en un avión y se lo llevaron al África.

Hizo la analogía con el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 en Venezuela y dijo:

…es decir, constitucionalmente, así como yo en los dos días que estuve secuestrado nunca dejé de ser presidente; un presidente puede estar preso, encadenado, secuestrado, lo pueden mandar en el Apolo 11 para la Luna y lo tienen allá en la Luna, pero ese es el Presidente, es decir, el Presidente de Haití es Jean Bertrand Aristide…

De este caso, reflexionó sobre la grotesca manipulación mediática orquestada desde los grandes centros de poder mundial que incluso habían pretendido silenciar los hechos, por lo cual señaló que “… cualquier solución para Haití debe incorporar la figura de Jean Bertrand Aristide porque ahí hay un pueblo, una gran mayoría de un pueblo que no acepta que a su presidente se lo llevaron pues. Y ¿qué es eso? ¿cómo es eso?…”, dijo que casos como este patentizaban la urgente necesidad de contar con una televisora de los pueblos del sur.

Posteriormente, ya desde la sede del Gimnasio Gigantinho donde se desarrollaba la V edición del Foro Social Mundial, bajo el lema “El Sur, Norte de Nuestros Pueblos” fue recibido con una fuerte ovación luego de una emotiva introducción que sobre su persona hiciera a los presentes Ignacio Ramonet, Director de Le Monde Diplomatique y Miembro del Consejo Internacional del Foro Social Mundial, eran aproximadamente las ocho y quince minutos de la noche (8:15 p.m.).

En esta intervención Chávez Frías acotó que había llegado a Brasil alrededor de las siete de la mañana (7:00 a.m.) de ese mismo día, luego de haber partido de Caracas cerca de la medianoche; hizo un resumen de las actividades que había desarrollado desde su llegada que había incluido una visita al asentamiento campesino del Movimiento de los Sin Tierra, en Tapes, donde había compartido hasta el mediodía con líderes de estas comunidades para posteriormente participar en un debate con un grupo de intelectuales brasileños, americanos y del mundo, así como con varios dirigentes del Foro Social Mundial de Porto Alegre.

Al recordar que hacía dos (2) años también había estado presente en Porto Alegre en la III edición del Foro Social Mundial, lo volvió a catalogar como “…el evento político de mayor importancia de los que ocurren en el mundo todos los años; no hay otro de esta magnitud…”.

Al justificar su presencia en este cónclave dijo que:

…estoy aquí porque el Foro Social Mundial de Porto Alegre en estos cinco años, en estas cinco ediciones se ha convertido en una sólida plataforma de debate, de discusiones, una sólida amplia variada rica plataforma en donde la mayor parte de los excluidos de los que no tienen voz por allá en los espacios del poder, aquí vienen a expresarse y a decir su voz de protesta….

En líneas generales hizo un balance de los avances de su gestión de gobierno en lo social, en lo político, en lo económico, en lo nacional, y en lo internacional, destacó el ingreso de Venezuela al Mercosur en 2004, el nacimiento de la Comunidad Suramericana de Naciones, la batalla contra el Alca y su derrota, y la creación de la Alternativa Bolivariana para la América Latina (Alba).

Indicó que amaneció el primero de enero de 2005 y el Alca se había ido al carajo, ya no existe, “…lo que existen por ahí son alquitas, pero no tuvo fuerza el imperialismo norteamericano, a pesar de tanto chantaje y de tanta presión para imponerle a los pueblos de este continente el modelo neocolonial e imperialista del Alca…”.

error: