República Federativa de Brasil

19 de Enero de 2006
Tercer Encuentro Trilateral
Venezuela, Argentina, Brasil
Brasilia

El jueves 19 de enero de 2006 Chávez Frías llegaba a la Base Aérea Juscelino Kubitschek, en Brasilia, en su vigésima primera visita a la República Federativa de Brasil que efectuara desde el 2 de febrero de 1999, esta vez con el propósito de llevar a cabo el Tercer Encuentro Trilateral Venezuela, Argentina, Brasil.

En el contexto regional, un mes antes de esta cita, el 18 de diciembre de 2005, había resultado ganador en las urnas electorales en Bolivia, Evo Morales Ayma, hecho que no escapó de las consideraciones realizadas por Chávez Frías y sus homólogos tanto de la nación argentina, Néstor Kirchner, como de la República Federativa de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Siendo este el primer aspecto al que se refirieron en una declaración conjunta que fue emitida en ocasión de este encuentro presidencial. Los tres (3) mandatarios trabajaron en la construcción de la Comunidad Sudamericana de Naciones y destacaron la realización en Bolivia, ese mismo año, de la próxima cumbre suramericana, así como el ofrecimiento, de parte de Chile, para ser sede de la próxima reunión de cancilleres de la región.

Abordaron igualmente la situación política de las naciones latinoamericanas toda vez que en el año que estaba recién comenzando se realizarían elecciones presidenciales en Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Brasil, Venezuela, México y Nicaragua, además de elecciones parlamentarias en Guyana que resultarían en la formación de un nuevo gobierno.

La decisión adoptada en la última cumbre del Mercosur realizada en diciembre de 2005, en Montevideo, mediante la cual se daba luz verde a la adhesión de la República Bolivariana de Venezuela a este esquema de integración, igualmente fue objeto de tratamiento no solamente por los presidentes sino por los equipos políticos que acompañaban a las delegaciones de los tres (3) países.

Los mandatarios, sus equipos técnicos y diplomáticos, establecieron mecanismos de coordinación orientados a definir un cronograma de trabajo para la concreción de la interconexión gasífera, en base a la Declaración sobre Integración Gasífera Sudamericana que se había suscrito en Montevideo, el 9 de diciembre de 2005.

A través de ella se había invitado a todos los países de la región a sumarse a la iniciativa de interconexión gasífera sudamericana, mediante la construcción de un gasoducto de seis mil kilómetros (6.000 Kms) a través de la región con un costo estimado entre diecisiete mil y veinte mil millones de dólares estadounidenses (U.S. $ 17.000.000.000 – 20.000.000.000).

En este contexto, se enmarcaba también la Declaración de Caracas de los Ministros de Energía de la Comunidad Suramericana de Naciones del 26 de septiembre de 2005.

La agenda tratada también abordó la formación y capacitación de recursos humanos en materia minera y geológica, intercambio de información, inversiones, transferencia de tecnología de bajo impacto ambiental e intercambio de experiencias.

Del mismo modo, establecieron pautas para el trabajo sectorial a través de cuatro instancias específicas: a) reunión de ministros del área social; b) reunión de ministros de energía c) reunión de ministros de economía o hacienda; y d) reunión de presidentes de bancos centrales.

Entre estas pautas establecieron, en el área de energía y petróleo, la convocatoria de la I Reunión del Consejo Ministerial de Petrosur, con el objeto de definir un plan de trabajo y evaluar el nivel de ejecución de los proyectos previstos en el memorando constitutivo, encomendándoles la realización de los estudios relativos a la interconexión gasífera sudamericana, incluyendo la participación de otros países de la región.

Así mismo, evaluaron las iniciativas de cooperación en el área social, concediéndole atención prioritaria a la erradicación del analfabetismo en la región, e instruyeron a los ministros de educación y de ciencia y tecnología la elaboración de un programa de cooperación, así como avanzar en la creación de la Universidad del Sur, entrelazando universidades de los tres (3) países en el concepto de una gran ciudad universitaria común.

Con este encuentro realizado en la Granja del Torto una de las residencias presidenciales ubicadas al norte de la capital brasileña, en las afueras de Brasilia, se buscaba consolidar la sociedad integracionista sin descuidar otros importantes aspectos como el de la defensa y cooperación militar; en este sentido, se anunciaban las intenciones brasileñas de venderle a Venezuela una flota de aviones “supertucanos” que serían usados para entrenamiento de pilotos, iniciativa a la que se oponían los Estados Unidos de América.

Así, empezaba a incorporarse a la agenda regional el tema de la seguridad y defensa desde el punto de vista propiamente suramericano, en el cual además del potenciamiento de la industria militar de los tres (3) países, Hugo Chávez Frías propuso también la creación de un consejo de defensa sudamericano integrado por los doce (12) países del sur del continente americano.

Sobre el tema, se buscaba la complementación industrial en defensa y en las industrias nacionales del sector que con las sucesivas crisis y ajustes habían venido quedando obsoletas. Chávez Frías, Kirchner, y Lula da Silva, resolvieron volver a reunirse para examinar los avances de todos estos aspectos, el día 10 de marzo en la ciudad de Mendoza, en Argentina; no obstante, estaba previsto que los tres (3) mandatarios se vieran nuevamente en Bolivia apenas tres (3) días más tarde, el domingo 22, durante la asunción de Evo Morales.

error: