República Islámica de Irán

19 de Noviembre de 2007
Con Mahmud Ahmadineyad
(Teherán)

Aproximadamente a las diez de la mañana (10:00 a.m.) de la hora local de Teherán (2:30 a.m., de la hora de Venezuela) Hugo Chávez Frías procedente de Riad, capital de Arabia Saudita, arribaba al Aeropuerto Internacional Merabah, en Teherán, en donde fue recibido por Ali Akbar Mehrabian, ministro de industrias y minas de Irán; Ahmad Sobhani, director para las Américas de la cancillería de Irán; Arturo Gallego Ramírez, embajador de Venezuela en Irán y el coronel (AVNB) Saúl A. Utrera Ramírez, agregado militar de Venezuela en esa nación.

Acompañaban a Chávez Frías en su comitiva, entre otros, los ministros del poder popular para las relaciones exteriores, Nicolás Maduro Moros; del despacho de la presidencia, Erika Farías; de energía y petróleo, y Presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez Carreño; de comunicación e información, Willian Lara; de industrias básicas y minería, José “Chino” Khan; el Presidente de Telesur, Andrés Izarra, de PEQUIVEN Saúl Ameliach y el Alcalde mayor de Caracas, Juan Barreto.

En esta segunda visita del líder bolivariano a Teherán en el año 2007 Chávez y Ahmadineyad desarrollaron una reunión privada de trabajo en el palacio de gobierno en la que acompañados de sus ministros de relaciones exteriores abordaron temas relacionados con el avance de los acuerdos bilaterales, y seguidamente en una reunión ampliada con las respectivas comitivas se rubricaron nuevos instrumentos de cooperación.

Hugo Chávez Frías llegaba así por séptima vez a la República Islámica de Irán el lunes 19 de noviembre en el marco del fortalecimiento de la relación bilateral, contexto en el cual en esta oportunidad son firmados cuatro (4) instrumentos de cooperación en materia energética, financiera e industrial, con los que se incrementaba aún más el acervo jurídico sobre el que descansa el relacionamiento entre Irán y Venezuela.

Así, es suscrita una carta de intención entre el Ministerio del Poder Popular para Industrias Básicas y Minería, y el Ministerio de Industria y Minería de Irán, para la constitución en Venezuela de una empresa mixta destinada a la fabricación, para la industria nacional, de moldes a mediana y gran escala para el sector aluminio, hierro y plástico, a través de la fundición de metales, para no seguir exportando la materia prima.

Del mismo modo, se suscribió un acuerdo de formación entre el Ministerio de Petróleo de la República Islámica de Irán y Petróleos de Venezuela (Pdvsa), un acuerdo para la creación de un banco, y se estableció un convenio para la creación del fondo único binacional.

Así mismo, Chávez Frías y su homologo iraní, Mahmud Ahmadineyad, firmaron una declaración conjunta con el objetivo de dejar constancia de los acuerdos políticos alcanzados, así como de los diferentes aspectos abordados durante la visita.

El jefe de Estado venezolano calificó como de “vital importancia” los acuerdos suscritos, indicando que el relacionamiento con Irán poseía mucho valor ético, político, económico, social y geopolítico, informando además que las inversiones conjuntas ya alcanzaban a cuatro mil seiscientos millones de dólares (U.S. $ 4.600.000.000).

uatro mil seiscientos millones de dólares (U.S. $ 4.600.000.000). Antes de la llegada de Chávez Frías al territorio iraní los principales medios de comunicación reseñaban su visita, tanto en lengua farsi como en inglés, destacando el Diario Teherán News, los Diarios Etemad y Teherán Globe, así como las emisiones del noticiero de AlJazeera, y de la agencia de noticias de los estudiantes de Irán (ISNA por sus siglas en inglés).

Con los acuerdos suscritos en esta oportunidad, Venezuela e Irán alcanzaban la cifra de ciento ochenta y seis (186) convenios en diversas áreas.

Ya de los anteriores encuentros sostenidos entre Chávez Frías tanto con el líder supremo, el Ayatolá Alí Jamenei, como con el Presidente Mahmud Ahmadineyad, habían surgido una multiplicidad de acuerdos de cooperación en materia energética, agroindustrial, científico-tecnológica, transferencia tecnológica, entre muchos otros aspectos, destacando la contribución iraní a la capacitación del personal venezolano, así como la instalación de la planta procesadora de productos lácteos José Andrés Elorza, la ensambladora de vehículos Venirauto, la fábrica de tractores Venirán Tractor y una planta procesadora de maíz.

Chávez Frías defendió el derecho de cada país para desarrollar nuevas fuentes de energía con fines pacíficos, refiriéndose específicamente a la atómica, señaló que el petróleo algún día se iba a acabar por lo que había que invertir en fuentes alternativas de energía.

Previo a la firma de los acuerdos, en un breve encuentro que Chávez Frías y Ahmadineyad sostuvieron en el palacio de gobierno con representantes de los medios de comunicación agregó sobre el tema “…expresamos nuestro más sólido apoyo a Irán y exigimos respeto (…), Irán tiene derecho a contar con tecnología nuclear para fines pacíficos…”.

En referencia a la creación del banco binacional manifestó que “…luego de dos años de trabajo hemos logrado el acuerdo para crear un banco…”, y refiriéndose a la visita indicó que la misma

…fue productiva, fue una evaluación de distintos temas bilaterales y multilaterales (…). Ustedes saben qué valor le damos a la relación con Irán, un altísimo valor ético, económico, social, geopolítico; el mundo está en mutación, Irán y Venezuela somos aceleradores de los cambios…”.

Así mismo, enfatizó el carácter fraterno de las relaciones entre ambas naciones destacando que: “…Irán y Venezuela son dos países hermanos, dos revoluciones hermanas, dos pueblos hermanos, ¡que Dios le de paz a Irán para siempre!…”.

Por su parte el Presidente Mahmud Ahmadineyad resaltó la reciprocidad de la cooperación entre ambos países, puntualizando “…nos hemos dado la mano el uno al otro (…), tenemos programas y planes comunes para hacer crecer la seguridad a nivel mundial, vamos a fortalecer nuestras relaciones a pesar de la intención del sistema imperialista…”.

Este encuentro entre ambos líderes así como esta intensa y al mismo tiempo muy breve visita de apenas cinco (5) horas abonó en un mayor fortalecimiento en la relación bilateral.

Chávez Frías poco antes de abandonar el territorio iraní, minutos antes de partir rumbo a la ciudad de París, Francia, desde el Aeropuerto Internacional de Mehrabad, de la capital persa, indicó que la unidad y el respeto mutuo caracterizaban las relaciones entre Irán y Venezuela, reiterando que ambos naciones luchaban por un mundo multipolar libre de imperialismos agresores.

Señaló que la nación persa representa todo un ejemplo de batalla, resistencia y dignidad, reiterando además que ambos países poseían gobiernos hermanos, y profesaban los mismos propósitos progresistas en pro de consagrar una visión multipolar, comentando “…Irán es una potencia, Venezuela se está convirtiendo en una potencia y se trata de ir formando un mundo multipolar (…) no queremos bipolaridades…”.

error: