República Popular China

23 de Septiembre de 2008
Con el Presidente Chino
Hu Jintao

Los registros del seguimiento a los viajes internacionales realizados por Hugo Rafael Chávez Frías lo ubican en siete ocasiones en la República Popular China, dos de ellas en octubre de 1999, en el marco de una gira euroasiática, otras en 2001, 2004, 2006, 2008 y 2009.

De esta manera, el martes 23 de septiembre de 2008 arribaría por penúltima ocasión al gigante oriental, nuevamente en un periplo euroasiático que, habiendo tenido como punto de inicio y retorno la República de Cuba, lo llevaría además de China, a Rusia, Francia y Portugal.

Esta gira se daba en el contexto de la campaña presidencial estadounidense, en la cual al igual que en la región latinoamericana era utilizada la imagen del líder revolucionario venezolano por las fuerzas políticas electoralmente en disputa, a través de publicidad negativa, en campañas mediáticas en sus propias jurisdicciones nacionales tratando de vincular a uno u otro candidato con el acervo y orientación política de Chávez Frías.

En esta ocasión, la campaña del republicano John McCain puso al aire, a nivel nacional en territorio estadounidense, un anuncio televisivo en el que criticaba la decisión de su contrincante demócrata, Barack Obama, de reunirse con líderes extranjeros “sin condiciones” la cual tenía a Hugo Chávez Frías como protagonista.

Ante esta utilización de su imagen, nuevamente en una campaña presidencial en una nación del continente americano, y en atención a señalamientos realizados sobre su gobierno por parte de los dos candidatos presidenciales estadounidenses, Barack Obama y John McCain, a instancia de los representantes de los medios de comunicación social, Chávez Frías respondió que él no hablaba con candidatos, porque estos andan es buscando votos.

…que trate de manipular, alguien, para buscar votos eso es otra cosa. Pero yo no le respondo a candidatos. Sí gana McCain, si gana Obama, bueno estaré listo, y no solo yo, nosotros en Suramérica, nosotros en América Latina y el Caribe. Lo único que exigimos al nuevo Presidente de Estados Unidos es que respete a nuestros pueblos, más nada…

Sobre el tema, remató de la siguiente manera:

…yo quiero volver a decir algo, ahora desde Pekín, nosotros no tenemos nada, nada, nada contra Estados Unidos como pueblo. Yo no soy antiestadounidense, no, yo soy antiimperialista. Y yo creo que toda persona sensata en este planeta debería ser antiimperialista…

Posteriormente, durante una reunión que desarrolló con empresarios del país asiático, en su intervención se refirió al discurso que horas antes el Presidente Bush, desde la Casa Blanca, había leído ante su nación, en la que advertía que los Estados Unidos de América enfrentaba una “…larga y dolorosa recesión…”, debido a la “…grave crisis financiera…”.

Al respecto, Chávez Frías señaló: “…¡Por fin el Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, reconoce que su país está en una crisis!. Porque estaban tratando, de manera irresponsable, de engañar al mundo…”.

Al aclarar que esto no era motivo de alegría para el Gobierno venezolano, señaló que desde hacía tiempo varias naciones habían estado alertando al mundo sobre el modelo especulativo de la arquitectura financiera internacional. “…¡Desde cuándo estamos pidiendo una reforma profunda de la llamada arquitectura financiera internacional, y nunca se nos oyó!. Ahí están los resultados!…”.

Negó que su gobierno tuviera planes para cortar el suministro de petróleo a los Estados Unidos de América, “…no lo hemos hecho en estos casi 10 años de revolución, ni lo pensamos hacer…”; hizo la salvedad que la única ocasión en la que Venezuela no envió petróleo a territorio estadounidense fue cuando lo derrocaron, por breves horas, el 11 de abril de 2002, producto de un golpe de Estado, cuyo suministro fue reactivado tan pronto retornó al poder. Sin embargo, advirtió:

…si el Gobierno de EEUU se le llegara a ocurrir la locura de invadir a Venezuela o a apoyar un golpe de Estado contra el Gobierno venezolano, entonces sí se tendría que tomar una medida drástica al respecto, pero ni lo hemos hecho, ni tenemos planes para hacerlo, ni lo queremos hacer…

Recordó que, más bien, Venezuela poseía siete (7) refinerías en los Estados Unidos de América, además, le abastecía gas a más de diez mil (10.000) estaciones de servicio en esa nación.

Al hacer referencia a que, afortunadamente, China y Venezuela poseían su propio modelo de desarrollo, distinto del modelo económico financiero estadounidense, señaló:

 …sin embargo, nadie puede decir que un terremoto de tal magnitud en lo económico, no nos va a impactar. El mundo está tan relacionado en esta llamada globalización, que habrá que tomar medidas, nosotros la hemos venido tomando desde hace varios meses, y el gobierno chino también ha hecho lo propio…

En el coloso asiático, Chávez Frías se reunió con su homólogo chino, el Presidente Hu Jintao, quien le sugirió al primer mandatario venezolano ampliar el fortalecimiento de la relación entre ambos países, a través de un mecanismo de cooperación y acercamiento entre el Partido Comunista Chino (Pcch) y el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Del mismo modo, fueron suscritos nuevos acuerdos y convenios, se renovó el fondo mixto China-Venezuela, y se acordó inyectarle para final de ese mismo año (2008) la cantidad de seis mil millones de dólares (U.S. $ 6.000.000.000), de los cuales cuatro mil millones (U.S. $ 4.000.000.000) serían aportados por China y los otros 2 mil millones (U.S. $ 2.000.000.000) por Venezuela.

Ese convenio había posibilitado que, en tan sólo un año, China aportara ocho mil millones de dólares (U.S. $ 8.000.000.000) al impulso del desarrollo industrial, comercial, tecnológico y social de la nación venezolana.

error: