Entrega la presidencia del G-77

En la obra “Diplomacia Presidencial: Seguimiento a los Viajes Internacionales de Hugo Rafael Chávez Frías”, colección de ocho libros físicos disponibles únicamente en versión impresa y en idioma español, el lector encontrará detalles de cada una de las actividades multilaterales en las que participó durante la ejecutoria de su política exterior.

Así, el autor aborda su actuación en la ONU cuando entrega la presidencia protempore del G-77 a Marruecos el 16 de enero de 2003, ejercida con el respaldo de 134 países incluyendo China. Los principios que guiaron su acción en el G-77 estuvieron basados en dos grandes pilares: la Cumbre del Milenio de septiembre de 2000, y la Cumbre del Sur celebrada en La Habana, del 10 al 14 de abril de ese mismo año. Hizo referencia a la Cumbre de Monterrey donde fue subrayada la inminente necesidad de financiar el desarrollo humano integral, alejado de la visión economicista, recordó la propuesta de crear un Fondo Humanitario Internacional nutrido de la reducción de recursos del armamentismo, incautaciones al narcotráfico y a la corrupción, así como de un porcentaje de la deuda externa, sobre ésta dijo que “…Venezuela ha cancelado sin falta 20 mil millones de dólares y la deuda se mantiene igual, y la tendencia es a que crezca. Una deuda eterna….”, describiendo este fenómeno como un mecanismo inmoral que se convirtió en un desangramiento para los pueblos del mundo en desarrollo. La vocería del G-77 también la llevó a Johannesburgo, a la Cumbre de la Tierra, donde se evidenció una posición común ante el mundo, 10 años después de la anterior Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro (1992). Durante el 2002 también ocupó la presidencia del G-15 restableciendo el diálogo sur-sur, y norte-sur.

error: