VI Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

En la obra “Diplomacia Presidencial: Seguimiento a los Viajes Internacionales de Hugo Rafael Chávez Frías”, colección de ocho libros físicos disponibles únicamente en versión impresa y en idioma español, el lector encontrará detalles de cada una de las actividades multilaterales en las que participó durante la ejecutoria de su política exterior.

Así, el autor aborda su actuación en la VI Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, en La Habana, Cuba, del 25 de agosto al 5 de septiembre de 2003. El presidente venezolano se refirió a la desertificación como un problema ético y político, antes que técnico. De igual manera, se alertó que de los 190 Estados firmantes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y la Sequía muchos de ellos no habían elaborado un plan de acción nacional (PAN), algunos por no priorizar fondos para ello, y otros porque requerían de ayuda internacional debido a su extrema pobreza. Se decidió erigir el Fondo para el Medio Ambiente Mundial -FMAM- (Global Environment Facility – GEF por sus siglas en inglés) como un mecanismo financiero de la convención. En este conclave ecuménico se reunieron jefes de Estado, presidentes de gobiernos, vicepresidentes, presidentes de parlamentos, casi cien ministros y viceministros, representantes de treinta y un instituciones de la ONU, así como funcionarios de organismos intergubernamentales y no gubernamentales de más de cien naciones, contexto en el cual fue notoria la ausencia de representantes de alto nivel tanto de la Unión Europea como de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

error: