Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista

1° de Septiembre de 2009
Cumbre de la Unión Africana
Cuadragésimo (40°) Aniversario de la Revolución Libia

El líder revolucionario venezolano, Hugo Chávez Frías, realiza durante el mes de septiembre una de las más intensas giras que desarrolló durante el ejercicio de la Presidencia, en la ejecución de su política exterior.

Entre el martes 1° y el viernes 11 visitó, en cumplimiento de actividades oficiales en el mismo orden en que se citan, la Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista (1977–2011), la República Argelina Democrática y Popular, la República Árabe Siria, la República Islámica de Irán, Turkmenistán, la República Italiana, la República de Belarús, la Federación de Rusia, y el Reino de España.

Con la Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista (1977– 2011) se habían estrechado los vínculos bilaterales en los últimos años, el propio mandatario venezolano la había visitado en agosto de 2000, en octubre de 2001, en noviembre de 2004, y en mayo de 2006.

Tal como el mismo Chávez Frías anunciara viajaba a Libia en atención a invitación que le fuera formulada para participar en la Cumbre de la Unión Africana, el 1° de septiembre, que además se realizaba en el marco del cuadragésimo (40°) aniversario de la Revolución Libia.

Al efecto se refirió a la figura del coronel Muamar Muhamad Abu-minyar el Gadafi por sus 40 años al frente de la Revolución Libia, y manifestó que durante los mismos había sido objeto de varios atentados estadounidenses entre ellos el asesinato de una de sus hijas producto de un artero ataque aéreo en su residencia mientras la niña dormía en su habitación.

A esta Cumbre se esperaba la asistencia de la casi totalidad de los Presidentes de los países del África. Chávez Frías anunciaba que tenía previsto reunirse con el líder libio, Muamar Muhamad Abu-minyar el Gadafi, además de participar en la Cumbre de la Unión Africana.

El Embajador de Venezuela en Libia, Afif Tajeldine, hacía referencia a que la presencia del Jefe de Estado venezolano en esta Cumbre de la Unión Africana respondía a la relevancia de su figura en la región y a la importancia de América Latina en la dinámica geopolítica mundial; por lo que serviría para estrechar, aún más, los lazos entre los pueblos de África y América Latina.

Para la época, estaba programada para el 24 de septiembre la visita del mandatario de Libia, Muamar Muhamad Abu-minyar el Gadafi, a Caracas en donde se tenía prevista la suscripción de seis acuerdos, en el marco del fortalecimiento de la relación bilateral, de la cual Tajeldine aseguró que se encontraba en su mejor estado con total correspondencia en la apreciación del escenario político internacional.

Chávez Frías durante su intervención en la Cumbre de la Unión Africana indicó que Unasur y la Unión Africana formaban parte del nuevo mapa geopolítico del mundo, y aprovechaba el importante escenario al cual había sido invitado para reiterar su cosmovisión, a la sazón señalaba “…el mundo tiene que ser pluripolar o no podrá ser mundo para nadie. Basta de la unipolaridad y del imperialismo en nuestros pueblos…”.

Resaltó la importancia estratégica de la unidad de América latina y África, exhortó a los mandatarios africanos a continuar fortaleciendo la unidad con un banco central del África, un parlamento africano, justicia africana, y un Consejo de Seguridad y paz africano, “…más nunca deben permitir que vengan países a imponer sistemas sociales, políticos y económicos que no necesitan…”.

Tuvo palabras de reconocimiento para las revoluciones de Libia, Argelia y Cuba, a las que calificó de ejemplos de coraje, resistencia y heroísmo. Más adelante, indicó: “…en el año 49 nació la revolución china, en el 59 la revolución cubana, en el 69 la revolución de Libia, en el 79 la islámica y en el 89 en Caracas, comenzó la revolución bolivariana…”.

No desaprovechó la oportunidad que tenía de dirigirse directamente a los mandatarios de los países africanos y los invitó a asistir a la Cumbre América del Sur-África (ASA), que se realizaría el sábado 26 de ese mismo mes, en la isla de Margarita, estado Nueva Esparta, en Venezuela.

Recordó que varios años antes se habían propuesto en Banjul, Gambia, una serie de ideas para elaborar conjuntamente entre África y América del Sur, y se refirió a la necesidad de retomar estos planteamientos, además propuso la creación de “…un sistema financiero que vaya articulando a América Latina y África; y una nueva moneda para el comercio internacional del sur…”, mencionó que el banco del sur debía acercase al África, así como también las empresas petroleras, gasíferas y de producción de alimentos.

Con su característica visión sentenció:

…no se puede entender la liberación de América Latina y el Caribe sin la sangre africana. Creo firmemente que no habrá futuro para América Latina sin África, así como no habrá futuro para África sin América Latina (…) Ambos compartimos el sueño de un mundo mejor, de libres e iguales…

Fuera del marco de la Cumbre, en declaraciones emitidas a los representantes de la prensa, afirmó que el Presidente libio, Muamar el Gadafi, estaba creando “…un modelo propio de desarrollo, un socialismo propio, un socialismo libio, cosa que pocos países han logrado…”.

En ese modelo de Socialismo propio, recordó a Nasser en Egipto, Samora Machel en Mozambique, Julius Nyerere en Tanzania y, también, a Fidel Castro en Cuba. Como se señaló, se conmemoraba en Libia el cuadragésimo (40°) aniversario de la revolución que el 1º de septiembre de 1969 había derrocado al régimen monárquico del rey Idris I y cambiado el rumbo de la nación africana, ocasión en la cual numerosos Jefes de Estado y/o de gobierno de la Unión Africana (UA) se reunieron en Trípoli en una sesión especial para analizar mecanismos hacia la resolución de los conflictos internos que les afectaban.

Con ese telón de fondo el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela sostuvo además tres (3) reuniones bilaterales con los Presidentes de Niger, Mamadou Tandja; Mauritania, Maaouya Ould Taya; y con el primer mandatario de Mali, Amadou Touré, todas con el denominador común de estrechar los lazos en el amplio espectro de las relaciones bilaterales.

Durante su estancia en Libia recibió la condecoración “Medalla del 40° Aniversario de la Gran Revolución de Al Fateh”, de manos de su homólogo libio, Muamar el Gadafi, quien expresó su agradecimiento y respeto a Chávez Frías por su participación en el evento conmemorativo.

error: