República Argelina Democrática y Popular

16 y 17 de Mayo de 2006
Abdelaziz Bouteflika
Argel

Luego de haber estado en un par de oportunidades, en agosto de 2000 y en octubre de 2001, Hugo Chávez Frías llega por tercera ocasión, en visita oficial, a la República Argelina Democrática y Popular, a las diez de la mañana (10:00 a.m.) de la hora local, el martes 16 de mayo de 2006, donde fue recibido en el aeropuerto internacional Houari Boumedienne de la ciudad de Argel por el presidente Abdelaziz Bouteflika, y altas personalidades del Gobierno de Argelia.

Le acompañaban, entre otros altos funcionarios del Estado venezolano, el Presidente de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro; los ministros del Despacho del Presidente, Delcy Rodríguez; de Planificación y Desarrollo, Jorge Giordani; de Integración y Comercio Exterior, Gustavo Márquez; la Diputada Cilia Flores; los Viceministros de Relaciones Exteriores para África, Reinaldo Bolívar; de Industrias Ligeras y Comercio, William Contreras, y Comunicación e Información, Teresa Maniglia.

Desde el aeropuerto, los presidentes Chávez y Bouteflika se dirigieron a la residencia presidencial de Zeranda. Con posterioridad, desde la sede de la Presidencia argelina, firmarían en horas de la tarde varios acuerdos bilaterales, y sostendrían un almuerzo privado en el Palacio del Pueblo.

Durante esta visita, ambos Estados suscribieron un acuerdo de cooperación en el área de transporte marítimo, y un memorándum de entendimiento entre el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela (Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual) y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Argelina Democrática y Popular (Instituto Diplomático y de Relaciones Internacionales) para la cooperación mutua de sus institutos diplomáticos (Argel, 16 de mayo de 2006).

Así mismo, se realizó la II reunión de seguimiento de la I reunión de la comisión mixta intergubernamental de cooperación entre la República Bolivariana de Venezuela y la República Argelina Democrática y Popular (Argel, 15 de mayo de 2006), en la cual se realizó una evaluación de los trece (13) convenios que a la fecha estaban suscritos entre los dos países.

Ambas delegaciones adoptaron un plan de acción en materia turística, marítima, transporte aéreo, cultura, energía, minería, finanzas, inversión y comercio; agricultura y deporte, para estrechar aún más sus relaciones.

De hecho, quedaron definidas quince (15) acciones en distintas áreas orientadas a profundizar la cooperación bilateral. La delegación venezolana mostró particular interés en la experiencia argelina de industrialización del gas.

Argelia contaba con reservas internacionales superiores a sesenta mil millones de dólares (U.S. $ 60.000.000.000) y estaba planteando una inversión pública para los próximos años en torno a los noventa mil millones de dólares (U.S. $ 90.000.000.000) y con un vasto desarrollo gasífero suministraba más del sesenta por ciento (60%) del gas que consumían Portugal y España.

Por su parte, Chávez Frías había expresado su interés en desarrollar un tratado de comercio de los pueblos con la nación africana. Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Argelia aún cuando se habían iniciado el 23 de marzo de 1971, se habían circunscrito básicamente al ámbito de la Opep; situación que se mantuvo hasta la llegada de Hugo Chávez Frías a la Presidencia de Venezuela, cuando se da un giro en las mismas, ampliándolas a distintos ámbitos y profundizándolas en una mayor dimensión basada en los nuevos paradigmas y principios estratégicos de la política exterior venezolana de multipolaridad, soberanía, autodeterminación e independencia.

Como se ha acotado, en agosto del año 2000, Hugo Chávez Frías había visitado por vez primera a esta nación africana donde había sostenido una reunión con su homólogo Abdelaziz Bouteflika, luego de concluida la gira que lo llevó por los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Posteriormente, en octubre de 2001, realizó una segunda visita a Argelia en el contexto de las negociaciones para la estabilización de los precios del petróleo, ocasión en la cual el Ministro de Petróleo de Argelia, Chaquib Khelil, planteó la búsqueda de alternativas para estrechar la cooperación entre los países Opep y No-Opep.

Las agendas de política exterior de ambos Estados presentaban importantes coincidencias y complementariedades que se tornaban en potencialidades.

El presidente Bouteflika había orientado su accionar internacional al fortalecimiento de la unidad árabe y la identidad musulmana, manteniendo además una importante relación con los países del sur y en el Movimiento de los No Alineados (MNOAL).

Por su parte, Chávez Frías había venido promoviendo las relaciones con los países árabes, especialmente con los miembros de la Opep, entre ellos Argelia, y orientando las relaciones en los principios de multipolaridad, soberanía, autodeterminación e independencia.

De esta manera, en materia multilateral, la agenda abordada entre Chávez Frías y Abdelaziz Bouteflika incluyó, entre otros temas, la vigencia y situación de algunos mecanismos políticos del diálogo sur-sur, como el Grupo de los 15, y el Movimiento de los No Alineados, cuya próxima reunión estaba programada para septiembre de ese mismo año, en la República de Cuba.

Asimismo, abordaron aspectos inherentes a una reunión que congregaría en Venezuela, a los ministros de Energía y Petróleo de los Estados miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Es importante recordar que el sector de los hidrocarburos constituía el cincuenta y siete por ciento (57%) de los ingresos de la economía argelina, y el veinticinco por ciento (25%) del PIB.

Sus reservas de gas natural se situaban dentro de las diez (10) primeras del mundo y era el décimo cuarto (14°) productor mundial de petróleo crudo.

error: