República de Cuba

14 y 15 de Diciembre de 2004
Alternativa Bolivariana para las Américas
La Habana

En el último viaje que efectuara a la República de Cuba en el año 2004 Hugo Chávez Frías en el marco del décimo (10°) aniversario de su primer viaje a Cuba, en 1994, se suscribe un acuerdo entre el presidente de la República Bolivariana de Venezuela y el presidente del consejo de Estado de Cuba, para la aplicación de la Alternativa Bolivariana para las Américas, y se emite una declaración conjunta, ambos instrumentos están fechados en La Habana, el 14 de diciembre de 2004.

En esta ocasión, en una visita catalogada con el carácter de oficial, Hugo Chávez Frías y su homólogo Fidel Castro Ruz, analizan y además hacen pública la visión, por lo demás coincidente, de la para el momento aún en boga Área de Libre Comercio para las Américas (Alca).

En un análisis histórico del proceso de integración de la América Latina y el Caribe, rechazan con firmeza el contenido y los propósitos del Alca, considerándolo un mecanismo para profundizar la dependencia y la dominación externa, divorciado de los objetivos de desarrollo independiente y de la complementariedad económica.

En este contexto, en base a la iniciativa que Chávez Frías había formulado en ocasión de la realización de la III cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), celebrada en la isla de Margarita en diciembre del 2001, respaldaron la conformación de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), al considerar que traza los principios rectores de la verdadera integración latinoamericana y caribeña.

Los dos líderes explicaron que la propuesta basada en el principio fundamental de la solidaridad debe guiarse, entre otros criterios, en que se requiere una efectiva participación del Estado como regulador y coordinador de la actividad económica, así como que el comercio y la inversión no debían ser vistos como fines en sí mismos sino como meros instrumentos en la búsqueda de un desarrollo justo y sustentable.

Más allá de lo anterior, otros importantes criterios quedaban establecidos como principios rectores del nuevo esquema de integración que se gestaba, entre ellos, el trato especial y diferenciado en función del nivel de desarrollo de los países y del tamaño de sus economías; la complementariedad económica y la cooperación, sin competencia entre países.

Ambos presidentes se refirieron también a la creación del fondo de emergencia social, que había propuesto Hugo Chávez Frías en la cumbre de los países sudamericanos, recientemente celebrada en Ayacucho, Perú.

Así mismo, quedaron contenidos en la declaración conjunta aspectos tales como telecomunicaciones, transporte, infraestructura, medio ambiente, integración energética, y las inversiones de capitales latinoamericanos en la propia América Latina y el Caribe.

Los dos líderes asoman la necesidad de crear instituciones regionales propias citando, entre otros, un Fondo Latinoamericano de Inversiones, un Banco de Desarrollo del Sur, una Sociedad de Garantías Recíprocas Latinoamericanas, y una Televisora del Sur (Telesur).

Cultura, propiedad intelectual, y la necesaria concertación de posiciones en escenarios multilaterales, igualmente formaron parte de las coincidencias expresadas por los jefes de ambos Estados.

Como se ha señalado, en esta ocasión se suscribe también el “Acuerdo entre el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y el Presidente del Consejo de Estado de Cuba, para la Aplicación de la Alternativa Bolivariana para las Américas”.

En este instrumento jurídico, Chávez Frías y su homólogo Castro Ruz establecen las acciones a que cada uno de los dos países se compromete, destacándose que Cuba elimina de manera inmediata los aranceles, así como las barreras no arancelarias aplicable a las exportaciones de Venezuela, mientras que esta última nación por su parte eliminaba también de manera inmediata cualquier tipo de barrera no arancelaria a todas las exportaciones cubanas, entre otro conjunto de medidas de aplicación inmediata.

error: