República de Cuba

20 y 21 de Febrero de 2009
Breve visita a La Habana

Durante el año 2009, Hugo Chávez Frías viajó en cinco oportunidades a la República de Cuba. El primero de estos viajes corresponde al realizado el viernes 20 de febrero de ese año, unos cinco meses después de su última visita a la isla, en septiembre de 2008.

En este primer viaje a Cuba del año 2009 sostuvo dos encuentros con el líder cubano Fidel Castro. El primero de estos, se produjo la misma noche del viernes 20, inmediatamente de su llegada a La Habana; y el segundo, el sábado 21, junto con el gobernante en ejercicio Raúl Castro Ruz.

Aún cuando esta visita fue reseñada por los medios cubanos, a través de los cuales se informaba que, además del intercambio sobre la relación bilateral se habían abordado, también, temas referidos a la coyuntura internacional, en particular sobre la crisis económica global y sus consecuencias para Latinoamérica y el Caribe; no fueron difundidas imágenes de los encuentros.

Es importante destacar que, durante los dos meses anteriores a este viaje, habían visitado la isla cubana los Presidentes Michelle Bachelet, de Chile; Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina; Rafael Correa, de Ecuador; Álvaro Colom, de Guatemala; y Martín Torrijos Espino de Panamá. Asimismo, ya estaban anunciadas visitas en los próximos meses de los Presidentes de Honduras, Manuel Zelaya, y de México, Felipe Calderón.

Esta visita a Cuba era efectuada por Chávez Frías a sólo cinco días de una victoria elegidoral que aprobaba una enmienda constitucional para posibilitar la reelección ilimitada en todos los cargos de elección popular en Venezuela. La misma había sido aprobada con 54,85% de los votos.

En esta corta, pero intensa visita, le acompañaban, entre otros, el canciller Nicolás Maduro Moros; el Ministro de Energía y Petróleo y Presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez Carreño; y el Ministro del Despacho de la Presidencia, Luis Reyes Reyes.

Este viaje, catalogado como una visita de trabajo de menos de veinticuatro (24) horas se daba también un día después de que Chávez Frías expresara que Venezuela enfrentaba una difícil situación por la caída de los ingresos petroleros, a causa de la crisis financiera mundial.

Cuba y Venezuela habían venido progresivamente tejiendo una alianza que incorporaba diversos acuerdos de cooperación, entre ellos el suministro de unos noventa y dos mil barriles diarios (92.000 B/D) de petróleo con una contraprestación cubana materializada en dinero en efectivo, por una parte, y con diferentes servicios, especialmente en materia de salud, por otra parte.

Prácticamente todas las referencias disponibles sobre este viaje no anunciado a La Habana se circunscriben a la información circulada, según la cual en las reuniones de Chávez Frías con Fidel y Raúl Castro los líderes intercambiaron sobre los vínculos existentes entre ambos países en diversos campos, la crisis económica global y sus consecuencias para América Latina y el Caribe; así como la victoria popular en el referendo aprobatorio de la enmienda constitucional para la reelección en los cargos públicos.

A su regreso a Venezuela le despidieron en el aeropuerto José Martí, de La Habana, el propio Presidente de Cuba, Raúl Castro, acompañado, entre otros, del Vicepresidente del Consejo de Ministros y de su comité ejecutivo, Ricardo Cabrisas; el Canciller Felipe Pérez Roque y el Ministro para la Inversión Extranjera y la Colaboración económica, Rodrigo Malmierca.

error: