República de Cuba

17 al 22 de Septiembre de 2011
Cuarto ciclo de quimioterapia

Por cuarta ocasión en 2011 Chávez Frías viaja a la República de Cuba para continuar con un nuevo ciclo de su tratamiento médico, esta vez llega a la ciudad de La Habana el día sábado 17 de septiembre para realizar el cuarto ciclo de su quimioterapia.

Ese mismo día, antes de su partida a la isla cubana, en la ciudad de Caracas recibía a su homólogo Evo Morales Ayma, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, quien en un especial gesto viajó a Venezuela preocupado por la salud del mandatario venezolano, de hecho cuando anunció su intención de viajar a Caracas indicó que lo hacía para demostrar su solidaridad con Hugo Chávez Frías en momentos en que éste buscaba la plena recuperación de su salud. 

En Caracas, Morales Ayma participó como invitado en la sesión del Consejo de Ministros que se realizó ese sábado en el Palacio de Miraflores y, posteriormente, viajaría también a la República de Cuba donde ambos Jefes de Estado se reunieron con su homólogo cubano, Raúl Castro Ruz, y con el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. Chávez Frías, por supuesto, además viajaba acompañado del equipo médico que le asistía.

Igualmente, desde Caracas, antes de la realización del viaje a La Habana que, además, se hacía en paralelo a las sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York correspondientes a ese año, el líder bolivariano hizo referencia a un reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIADH) a favor de la habilitación política del ciudadano Leopoldo López, quien había sido procesado por la justicia venezolana por una serie de delitos por los cuales estaba inhabilitado para el ejercicio de cargos de elección popular.

Sobre el particular, indicó que tal decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos no tenía ningún valor, es “…un cero a la izquierda…”.

Sobre el tema, agregó que “…es la misma Corte que todavía no ha dicho nada sobre el golpe de Estado del 11 de abril…”, y propuso que los países de la Alba formaran un tribunal propio en materia de Derechos Humanos, tal como existen en otras jurisdicciones.

Sobre su salud, expresó que este sería el cuarto ciclo de quimioterapia, y se mostró esperanzado en que además fuese el último “…para cerrar el ciclo de convalecencia…”, explicando que antes debía realizarse un conjunto de exámenes.

En este momento, ya el Poder Electoral en Venezuela había fijado la fecha de las próximas elecciones presidenciales para el domingo 7 de octubre de 2012, por lo que advirtió que el Chávez del próximo gobierno sería aún más socialista, y refirió estar pensando solicitarle al Procurador General de la República, Carlos Escarrá, que fuese preparando una Ley Habilitante para utilizarla durante el período comprendido entre la fecha de las elecciones, en octubre de 2012, y febrero de 2013, cuando se iniciaba el nuevo período gubernamental.

Ya, para el miércoles 21 de septiembre, se anunciaba que con la sesión de quimioterapia correspondiente a ese día terminaba el cuarto y último ciclo de este tratamiento.

El propio mandatario refirió: “…esperemos que sea suficiente y no haga falta más…”, al tiempo que expresó “…la quimio es dura y hay que asimilarla…”.

Ese día se había realizado un acto religioso ofrecido en la iglesia Riverside, de la isla de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos de América, organizado por movimientos sociales, de solidaridad y de paz, que hacen vida en esa ciudad estadounidense y que había contando, además, con la presencia del canciller Nicolás Maduro Moros y del Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, donde se había orado por la salud del líder bolivariano, en referencia a lo cual expresó: “…esas oraciones de hoy, tienen una gran significación. Con la quimio del domingo, lunes, martes y miércoles estamos cerrando el ciclo de quimioterapias y esperemos que sea suficiente…”.

Como se sabe, el Presidente venezolano no había podido asistir a la reunión de la ONU en Nueva York, comentando desde La Habana:

…quisiera, pero no puedo asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Yo voy a estar muy pendiente de los discursos. Esa va ser una asamblea bastante movida y allá estará nuestro canciller, Nicolás Maduro, para tomar un derecho de palabra…

En ese contexto, al informar que el canciller Nicolás Maduro Moros viajaría al día siguiente a La Habana, solicitó evaluar la posible incorporación en la Cumbre de Petrocaribe que se realizaría próximamente en Venezuela a colectivos y movimientos sociales estadounidenses. Al efecto, señaló que:

…en pocas semanas haremos la cumbre de Petrocaribe, ya son casi 20 países del Caribe y Centroamérica. Por qué no pudiera estar el Bronx en Petrocaribe con una representación y a lo mejor Evo (Morales, Presidente de Bolivia) se suma a Petrocaribe para ayudar a los pobres en Estados Unidos…

El jueves 22 de septiembre de 2011, luego de concluidas todas las atenciones médicas, Chávez Frías, antes de su regreso a territorio venezolano, estuvo reunido por, aproximadamente, cinco (5) horas con los hermanos Fidel y Raúl Castro Ruz.

Regresó a la República Bolivariana de Venezuela en horas de la noche de ese jueves 22 de septiembre de 2011. Alrededor de las once y diez minutos de la noche (11:10 p.m.) ya estaba en la Rampa 4 del Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar.

A su llegada, refirió que esos cinco días de tratamiento habían sido muy rendidores, “….este ciclo de quimioterapia ha culminado la noche de ayer. Fueron 4 aplicaciones, cuyos resultados han sido exitosos”.

Prosiguió, explicando que: “…se ha cerrado la fase de quimioterapia y ahora vamos a dedicarnos a la recuperación plena…”.

También, se refirió a la intervención del Presidente estadounidense, Barack Obama, en la sexagésima sexta (66ta) Asamblea General de la ONU, expresando que había sido un monumento histórico al cinismo.

Desde algunos medios de comunicación estadounidenses con fundamento en fuentes que, según los propios medios “…a lo largo de los años han suministrado información muy confiable…”, pero que no estaban identificadas, se cuestionaba la evolución de salud del mandatario venezolano; lo cual, desde el punto de vista mediático, sirvió de detonante para una feroz campaña en ese sentido.

Roger Noriega, ex-embajador de los Estados Unidos de América ante la Organización de Estados Americanos (OEA), aseguraba que el Presidente venezolano, Hugo Chávez Frías, no estaba reaccionando adecuadamente a los tratamientos médicos.

Diversos analistas piensan que desde algunos conspicuos sectores del establishment estadounidense poseían información, no precisamente sobre los detalles de la evolución del extraño tipo de cáncer que padecía el líder bolivariano, sino más bien sobre sus verdaderos orígenes.

En un foro organizado por el Centro de Política Hemisférica de la Universidad de Miami, el jueves 22, Roger Noriega exponía que “…estas fuentes siguen señalando que Chávez está en una condición muy seria y que no está mejorando como sus doctores tenían esperanzas…”.

Incluso, complementó en esa ocasión, diciendo: “…esto significa que deberíamos comenzar a pensar, y deberíamos prepararnos, para un mundo sin Hugo Chávez…”.

Roger Noriega, también, declaró que el mandatario venezolano mentía cuando señalaba haber sido sometido a cuatro rondas de quimioterapia:

…terminó su tercera ronda de quimioterapia ayer -apuntó-. La ocasión en que fue a Cuba para recibir el segundo tratamiento, los doctores decidieron no hacerlo porque concluyeron que haría más mal que bien, debido a su bajo conteo de células rojas…

error: